Europa

La economía española crece ya a una tasa anual del 1,1%

Las previsiones de crecimiento del Gobierno para el conjunto de la economía española llevan ritmo de crucero. Tanto como para que desborden los cálculos del Ejecutivo. Las palabras del ministro de Economía, Luis de Guindos, que previó un crecimiento del PIB para el segundo trimestre «igual o superior» al registrado en los primeros tres meses del año, es decir, al menos un 0,4% de avance, situarían las tasas de incremento de la riqueza nacional en el 1,1% en tasa interanual. De esta forma, se cumplirían a mitad de año los objetivos de crecimiento del Gobierno para el conjunto del ejercicio.

De Guindos manifestó que «las señales sobre el futuro próximo permiten ser optimistas, aunque con cautela y prudencia». Al término de la Asamblea anual de la patronal de las aseguradoras españolas (Unespa), el titular de Economía explicó que estas señales avanzan que «al menos se va a repetir el crecimiento del primer trimestre». En este sentido, avanzó que los indicadores adelantados apuntan a que el crecimiento en España entre abril y junio será similar al del primer trimestre, en un contexto europeo «que no es sencillo, según los datos conocidos la semana pasada, que indican que la recuperación económica sigue siendo frágil e incluso negativa, como en Italia». Al margen de las turbulencias europeas, De Guindos sostuvo que la fortaleza del crecimiento en España ponen de manifiesto «que estamos creciendo por encima de la media de la zona euro prácticamente desde 2009, poco después del inicio de la crisis». «Buenas noticias que reafirman la recuperación» de España, añadió.

De prolongarse estas tasas de crecimiento del 0,4% a lo largo de los dos últimos trimestres del año, la economía española crecerá el 1,6% al final del ejercicio, cuatro décimas más que el 1,2% pronosticado por el Gobierno. Y esto en el escenario conservador que maneja Economía, tanto para las previsiones a cierre de 2014 como para los avances trimestrales.

Buena parte del Ejecutivo aprovechó ayer para destacar la buena marcha de los indicadores económicos tras las declaraciones del ministro de Economía. Así, el titular de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, destacó que la subida del PIB español en al menos un 0,4% durante el segundo trimestre refleja el «inicio de la recuperación económica», y subrayó que «España está liderando el crecimiento económico en Europa sólo por detrás de Alemania».

También la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, utilizó el mismo argumentario en un acto celebrado en Valencia, en el que remarcó que «España y Alemania son las dos locomotoras de Europa, una afirmación corroborada por los datos de la propia Comisión Europea, que detecta claros signos en la recuperación de la actividad económica.

En este sentido, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, destacó ayer en la presentación del informe «El sector exterior 2000-2013» que el incremento de las importaciones en el primer trimestre de este año (un 7,0 según los datos de Economía) es un signo de que la demanda interna «está despertando» en España. Los empresarios creen que las exportaciones seguirán aumentando a niveles similares a los del año pasado, es decir, en torno al 5%. Desde 2000, España ha conseguido mantener su cuota en las exportaciones globales en el 1,7%, cuando países como Italia, Reino Unido o Francia han perdido entre uno y dos puntos porcentuales.