Economía

La ITV, hasta un 99% más cara dependiendo de la comunidad autónoma en que se haga

País Vasco y la Comunidad de Madrid, las más caras; Andalucía y Extremadura, las más baratas

País Vasco y la Comunidad de Madrid, las más caras; Andalucía y Extremadura, las más baratas.

Publicidad

El precio de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) puede variar hasta un 99% dependiendo de la comunidad autónoma en que se haga. Según el informe anual de Facua-Consumidores en Acción sobre las tarifas de este servicio, las diferencias alcanzan hasta el 74,4% en el caso de los vehículos de gasolina y el 98,8% en el de los diésel.

Según el estudio, el precio medio de la ITV es de 35,44 euros para los turismos de gasolina y de 42,11 euros para los equipados con motor diésel. A partir de aquí, el baile de precios es notable. El País Vasco es la comunidad con el precio más alto para turismos de gasolina, 44,48 euros. Le siguen Cantabria, con 41,95 euros; y la Comunidad de Madrid, donde la media es de 40,37 euros.

Las comunidades más económicas para estas motorizaciones son Andalucía (26,19 euros para los vehículos de menos de 1.600 centímetros cúbicos y 35,40 euros en el resto), Murcia (26,40 euros) y Extremadura (28,39 euros).

En cuanto a las tarifas de las ITV para turismos diésel, la Comunidad de Madrid es la más cara, 56,44 euros de media, a pesar de que el servicio de ITV está liberalizado. Le siguen los 48,73 euros que cuestan las ITV privadas en la Región de Murcia (frente a los 35,00 euros en la única de gestión pública). En tercer lugar, los 48,35 euros que cuestan en Mallorca.

Publicidad

Las tarifas más bajas para turismos diésel se registran en Extremadura (28,39 euros), Navarra (29,40 euros) y en Andalucía para turismos de menos de 1.600 cc. (30,79 euros).

Según el análisis de Facua, las mayores variaciones en los precios de este año se han experimentado en la Comunidad Valenciana, con incrementos del 7,1% en el caso de las inspecciones de los vehículos de gasolina y con la mayor bajada (un 9,3%) para las de diésel.

Publicidad

Existe una enorme heterogeneidad con respecto al modo en que cada comunidad autónoma fija sus propias tarifas de ITV. Y ello, a pesar de que las inspecciones se encuentran reguladas por una normativa estatal. Andalucía es la comunidad autónoma que ofrece un sistema tarifario más complejo. Hace una distinción de los vehículos, no sólo en función de si son propulsados por motores de gasolina o diésel, sino de su cilindrada. En el extremo opuesto se encuentra Extremadura, donde existe una única tarifa para todos los vehículos, con independencia de su cilindrada y de si son de gasolina o diésel.

No sólo los precios varían de una comunidad a otra. También las tarifas se desglosan en conceptos diferentes en cada comunidad autónoma. Las hay que incluyen todas las revisiones, y las que en la publicación en el Boletín Oficial de la comunidad autónoma correspondiente se desglosa el coste de cada apartado (emisión de gases, control de ruidos, etc.), aunque esté incluida en la inspección obligatoria.