La operación salida arranca con la gasolina más cara

El precio de la gasolina se encarece un 10,7% y el del gasóleo un 6,2%. Llenar el depósito cuesta 6 euros más que a principios de año

Los desplazamientos en automóvil se multiplican con la operación salida
Los desplazamientos en automóvil se multiplican con la operación salida

El precio de la gasolina se encarece un 10,7% y el del gasóleo un 6,2%. Llenar el depósito cuesta 6 euros más que a principios de año.

Las empresas de petróleo y de gas también hacen el agosto. La temporada alta de verano lleva implícita una subida en el precio de los hidrocarburos que céntimo a céntimo acaba resintiendo nuestros bolsillos. La operación salida que arranca hoy dispara una vez más el precio de la gasolina y del gasóleo, por lo que llenar un depósito de 50 litros para dar comienzo al periodo vacacional saldrá 6 euros más caro de lo habitual.

Según los datos del Boletín Petrolero de la UE, el precio de la gasolina en el mes de junio de 2019 es de 1,306 euros por litro, unos doce céntimos más que a principios de este año, cuando su coste se situaba en 1,179 eur/l. Este aumento del 10,7% en el precio de la gasolina también se produce en el caso del gasóleo, aunque de manera menos acentuada. De 1,129 euros que costaba el litro este enero ha pasado a 1,223 euros por litro, un 6,2% más.

En comparación con junio del año pasado, los precios se mantienen estables, pero hay que tener en cuenta un factor clave: el incremento que experimentaron con respecto a 2017. Aunque el precio de estos carburantes apenas haya variado de este año al anterior, en 2018 sufrieron una subida del 12,5% en el caso de la gasolina y de hasta el 17,5% en del diésel. A este incremento se le suma el nuevo “tipo especial” que entró en vigor el pasado 1 de enero. Esta nueva fiscalidad sobre el consumo de hidrocarburos encarece aún más los precios de venta al público. En concreto, 7,2 céntimos de euro por litro más caro, un gravamen que se aplica por igual en la todo el territorio español, excepto en las Islas Canarias, Ceuta y Melilla.

En cada coyuntura de alta demanda hay un repunte en el precio de los combustibles y la operación salida de verano es una de las más acusadas. Desde FACUA-Consumidores en Acción hacen una valoración muy clara sobre este aumento. La falta de regulación en un sector energético donde no hay ningún tipo de competencia sólo se podría revertir recuperando el sistema de fijación de precios máximos de 1998. La eliminación de este techo y la liberalización de dicho mercado dan como resultado estos agudos encarecimientos, asegura esta organización. Por el momento, la solución más factible es ir en busca de aquellas estaciones de servicios donde salga más barato repostar.