La UE abre una nueva batalla con Italia por su elevada deuda

Bruselas reprende a Roma por no haber hecho los esfuerzos suficientes y le da dos días para responder

Un panel en la estación de Termini, en Roma, muestra en tiempo real la deuda pública de Italia / Reuters
Un panel en la estación de Termini, en Roma, muestra en tiempo real la deuda pública de Italia / Reuters

Bruselas reprende a Roma por no haber hecho los esfuerzos suficientes y le da dos días para responder.

La amenaza de la Comisión Europea ya está aquí. Ayer mandó una carta al Gobierno italiano en la que advierte de que este país no ha hecho lo suficiente por contener la deuda pública, en el 133% del PIB. La UE le da a Italia dos días para responder y si no lo hace de forma satisfactoria, la semana que viene activaría el primer paso para abrir un procedimiento de infracción. En ese momento comenzaría un periodo de negociación de dos meses, que podría desembocar en una multa de 3.500 millones. El guion parece la segunda parte de la pasada crisis con la UE por los presupuestos italianos y comienza justo después de que la Liga del ultraderechista Matteo Salvini arrasara en las elecciones europeas prometiendo acabar con las actuales normas comunitarias.

El conflicto tiene de nuevo mucho de batalla política. Desde la UE quieren dejar claro que en el Parlamento de Estrasburgo seguirá habiendo una mayoría europeísta y las reglas de estabilidad siguen vigentes. Pero Salvini, más envalentonado que hace meses tras obtener el 34% en las elecciones, anuncia batalla. Hace semanas ya dijo que superar el límite de déficit del 3% no era deseable, sino una obligación. Y ahora este mensaje le llega cuando se dispone a una sustancial rebaja de impuestos y a impulsar grandes obras como el tren de alta velocidad entre Turín y Lyon, con un gran coste. El presupuesto con el que Bruselas tragó ni ha aumentado el crecimiento ni ha reducido la deuda. Y ahora la Comisión pedirá ajustes que equilibren las cuentas en un periodo de cinco años.