MENÚ
viernes 20 septiembre 2019
14:40
Actualizado

«Las cámaras en los móviles son nuestra oportunidad»

El presidente de Fujifilm Europa dice que gracias a ellas la gente disfruta más de sacar fotos

  • Masato Yamamoto, presidente de Fujifilm Europa, en la Ciudad de la Imagen
    Masato Yamamoto, presidente de Fujifilm Europa, en la Ciudad de la Imagen

Tiempo de lectura 4 min.

20 de mayo de 2019. 11:50h

Comentada
Óscar Reyes 24/5/2019

ETIQUETAS

La innovación constante. Ésa es una de las premisas para lograr el éxito empresarial en este siglo. Sin embargo, en Fujifilm lo han puesto en práctica desde la fundación de la compañía en 1934. Nacieron con una vocación tecnológica para desarrollar películas y cámaras, pero han aprovechado toda esa ciencia vanguardista para abrir nuevas ramas de negocio que no tienen mucho que ver con la fotografía. «Nos hemos diversificado bastante a partir de lo que era nuestra esencia», admite el presidente de Fujifilm Europa, Masato Yamamoto.

De hecho, ahora tienen 16 áreas de negocio diferentes. que generan un volumen de 20.000 millones de dólares. La que más está creciendo y en la que se han centrado, explica Yamamoto, es la sanitaria. En este sector, empezaron elaborando películas en las que se imprimían las radiografías. Pero han avanzado tanto que su tecnología se ha convertido en un gran apoyo para la industria farmacéutica e incluso fabrican células madre pluripotentes inducidas (IPS).

Por dedicarse a estos nuevos retos, no han dejado de innovar y desarrollar los mejores productos para el sector audiovisual. El mundo del cine y la televisión, por ejemplo, sigue demandando lentes Fujifilm para obtener una imagen competitiva en este momento donde la calidad de lo que vemos en las pantallas ha alcanzado unas cotas impensables hace sólo unas décadas. Yamamoto explica que, en este sentido, la tecnología que usan «es muy precisa. Entendemos que nuestros clientes quieren calidad por encima de todo, y nos proponemos, sobre todo, conseguir esa cualidad. Los estándares tan altos que logramos se demuestran en que, en todo el mundo, más de la mitad de nuestros clientes asegura que la calidad de nuestros productos es muy elevada».

INSTAX

Las cámaras con las que está triunfando últimamente Fujifilm son las Instax, que imprimen las fotografías nada más sacarlas. El gusto por lo instantáneo forma parte de este siglo y, por eso mismo, «Instax se ha convertido en una nueva moda y creará un mercado que se expandirá», sostiene Yamamoto. Y añade que «a los jóvenes les encanta esta cámara porque están muy acostumbrados a sacar fotos y, en este caso, el resultado es real, tangible, a diferencia de los “smartphones”, a través de los que sólo puedes compartir las imágenes por redes sociales».

Mucho se ha hablado de que las empresas que fabrican cámaras de fotos ya no compiten entre ellas, sino contra las compañías de teléfonos móviles, que intentan incorporar una cámara de mejor calidad en cada nuevo modelo que lanzan al mercado. No obstante, para Yamamoto el hecho de que todo el mundo lleve una cámara en su teléfono no es un obstáculo para ellos, sino una oportunidad. Así, comenta, «la gente ha comenzado a disfrutar más sacando fotos, y a quienes les termina gustando de verdad desea tener una cámara de más alta gama, como las nuestras, en lugar de conformarse con su móvil».

El número de compañías que desarrollan tecnología, como Fujifilm, se ha multiplicado ni se sabe por cuánto en las últimas dos décadas. Por lo tanto, la competencia ha aumentado hasta el puno de que el sector se ha convertido en una verdadera selva empresarial en la que los diferentes actores, además, elaboran productos similares. Pero Yamamoto cree que hay espacio para todas las corporaciones porque cada una, en realidad, «se encuentra dentro de un mercado bastante estrecho». Depende de lo que busque cada cliente. Por ejemplo, uno que quiera una elevada velocidad de descarga irá a Apple, quien desee artículos de alta gama pensará en Fujifil porque, dice el presidente para Europa de la compañía, «podemos distribuir tecnología por todo el mundo, y somos competitivos en toda la diversidad de nuestro negocio».

Por último, Yamamoto rompe con el prejuicio que existe en Europa de que en cuanto a innovación vamos por detrás de Japón o Estados Unidos. Él no lo cree, simplemente depende del área en que se fije uno. Si bien los norteamericanos están muy avanzados en tecnología de la información y en inteligencia artificial, y en Japón van por delante en cuanto a manufacturas e ingeniería, en Europa contamos con un conocimiento muy profundo de la investigación y última tecnología que potencia los recursos humanos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs