Actualidad

Las constructoras proponen implantar peajes para acceder a Madrid y Barcelona

Serían carriles de precio dinámico en función del tráfico. Tendrían un impacto de 70.000 millones en 25 años en concepto de ingresos y tiempo ahorrado en atascos

La tarificación de los accesos a las grandes ciudades es algo que lleva tiempo implantado en otras grandes urbes europeas con resultados positivo
La tarificación de los accesos a las grandes ciudades es algo que lleva tiempo implantado en otras grandes urbes europeas con resultados positivo

No constituye novedad alguna que la patronal de las grandes constructoras y concesionarias, Seopan, reclame la implantación de peajes en todas las vías de alta capacidad española. Lo ha hecho de nuevo hoy apoyada en el informe «Hacia un modelo social y sostenible de infraestructuras viarias en España», que ha encargado a la consultora ATKearney. El trabajo asegura que imponiendo tarifas blandas en estas vías el Estado podría ingresar entre 60.000 y 110.000 millones de euros en los próximos 25 años.

Más novedoso resulta, sin embargo, otro de los planteamientos que hace el estudio, la posibilidad de implantar peajes dinámicos en los accesos a Madrid y Barcelona. Se trataría, en todo caso, de introducir un carril adicional que conviviese con los de acceso libre cuyos precios vendrían determinados por la congestión del tráfico. El informe asegura que la iniciativa reduciría los atascos entre una 30% y un 50% en las horas punta de los días laborables. Además, reduciría de tal forma los atascos que el impacto estimado por el ahorro de tiempo que no se perdería en estos embotellamientos sería de 70.000 millones de euros en 25 años, según ATKearney. La tarificación de los accesos a las grandes ciudades es algo que lleva tiempo implantado en otras grandes urbes europeas con resultados positivos. Fedea, partidaria también del sistema, asegura que en Estocolmo, por ejemplo, tiene un índice de aceptación muy elevado pese que en el momento de su implantación una gran mayoría de conductores lo rechazaba.

Los peajes tanto para autopistas como para el acceso a grandes ciudades tendrían el cometido en ambos casos de liberar recursos públicos para otros fines. Cómo asegura el informe y repite desde hace años Seopan, los fondos obtenidos mediante la generalización del pago por uso servirían para mejorar la red de carreteras y ampliarla, liberándose recursos presupuestarios destinados ahora a la constitución y la conservación para otros fines como la sanidad o las pensiones.