Los franceses, contra el modelo laboral socialista

El día del trabajo en el resto del mundo. En París se dieron "incidentes inaceptables por parte de una minoría marginal y violenta", en los que "se lanzaron proyectiles contra las fuerzas del orden y se provocaron degradaciones"

Enmascarados se enfrentan a la Policía en la manifestación de París
Enmascarados se enfrentan a la Policía en la manifestación de París

Dieciocho personas detenidas y otras dos heridas leves, una de ellas un policía, en las manifestaciones convocadas en Francia con motivo del 1º de Mayo

Los franceses mantuvieron ayer su lucha contra la reforma laboral del Ejecutivo socialista con manifestaciones en todo el país que aprovecharon el Primero de Mayo, Día del Trabajo, para exigir la retirada de ese texto. Los altercados registrados en las anteriores protestas, que sólo el pasado 28 de abril se saldaron con 214 detenciones y 78 agentes heridos, hicieron que los desfiles estuvieran vigilados por un amplio dispositivo de seguridad, que, pese a todo no pudo evitar altercados.

En el resto de los países de la UE, el día transcurrió sin incidentes reseñables. En Alemania, en el acto central, celebrado en Sttutgart, transcurrió con normalidad. En puntos como Sajonia, sí que hubo incidentes.

Disturbios en París

La manifestación del 1 de Mayo de París degeneró en disturbios por el centro de la ciudad. Grupos de jóvenes lanzaron botellas y otros objetos a la Policía, que respondió a los ataques con gases lacrimógenos.

Gas lacrimógeno en Estambul

La Policía turca usó cañones de agua y gas lacrimógeno contra varios grupos de manifestantes que trataban de entrar en la emblemática Plaza Taksim de Estambul, bloqueada por las autoridades, para celebrar la jornada del 1 de Mayo.