Economía

Los beneficios de Boeing se desploman un 95% por la crisis del 737 Max

La aeronáutica estadounidense registró un cash flow negativo de 2.890 millones el pasado trimestre

La aeronáutica estadounidense registró un cash flow negativo de 2.890 millones el pasado trimestre

Publicidad

El beneficio de la aeronáutica estadounidense Boeing se ha hundido nada menos que un 95% en lo que va de año, tras registrar beneficios de solo 374 millones de dólares, mientras permanecen vetados en todo el mundo sus aviones 737 MAX, que prevé poner en servicio en los próximos tres meses.

La facturación de Boeing se redujo un 19% en los nueve primeros meses de 2019, hasta los 58.648 millones de dólares, según informó la compañía en un comunicado, en el que se refleja la crisis que atraviesa debido a los dos accidentes mortales de su modelo estrella por un fallo de seguridad, a finales del año pasado y principios de este.

La compañía ha asumido que la aprobación regulatoria de la vuelta al servicio del 737 MAX comenzará en el cuarto trimestre de 2019 y que gradualmente incrementará su producción de 42 anuales a 57 anuales a finales de 2020, indicó Boeing.

Publicidad

En el trimestre pasado, la compañía cayó un 53%. El mayor fabricante de aviones del mundo junto a la europea Airbus ha sufrido fuertes cancelaciones en sus pedidos que se han dejado notar en las cuentas. La compañía ofrece un cash flow negativo de 2.890 millones de dólares en el pasado trimestre en comparación con el saldo positivo que obtuvo en el mismo trimestre del año precedente, de 4.100 millones de dólares.

Los ingresos operativos también cayeron a los 895 millones de dólares, a 1,45 dólares por acción. Un año antes, los ingresos fueron de 1.890 millones de dólares a 3,58 dólares el título.

Publicidad

La compañía atraviesa una fuerte crisis que se escenificó el pasado martes con la destitución del ejecutivo jefe de la división de aviones, Kevin McAllister, en una maniobra inesperada vinculada a la crisis del Max.