Los hijos de David Álvarez niegan haber saqueado la caja de Eulen

La Razón
La RazónLa Razón

MADRID- Los hijos «díscolos» del presidente de Eulen, David Álvarez, cinco de los siete que tiene, negaron haber «vaciado la caja» de Eulen, tal y como ha asegurado su padre tras la reordenación accionarial en la compañía, y aseguraron que el patriarca conocía con antelación la operación de compraventa de acciones que se ejecutó. «La operación surge como consecuencia de nuestros reiterados e infructuosos intentos de reconciliación con nuestro padre y sus maniobras para impedir nuestra participación en Eulen, como lo demuestra la eliminación del derecho de adquisición preferente del resto de los accionistas y la constitución de Daval, una sociedad instrumental para controlar Eulen con el único objetivo de marginarnos para siempre de la gestión de esa sociedad», subrayaron los cinco hermanos en un comunicado remitido a Europa Press.