Luis Eduardo Cortés: «Invertiremos tres millones en traer a compradores extranjeros»

–Con el año recién inaugurado, Ifema también estrena calendario. ¿Cómo se presenta 2014?

–La primera impresión es que va a ser un año mejor que el anterior, lo que es una gran noticia. Existe un factor psicológico que nos dice que la economía va por buen camino y es más fácil arreglar las cosas cuando se está optimista. Pero además nos basamos en hechos reales, porque hay más reservas de empresas que quieren estar presentes en las ferias y más profesionales interesados en acudir a ellas en comparación con el mismo periodo de 2013.

–¿Cómo se traduce eso en la economía madrileña?

–A lo largo del año la Institución Ferial de Madrid convocará 75 ferias y congresos internacionales, y más de 500 eventos de diferente naturaleza, que supondrá la llegada de 2,8 millones de visitantes, lo que generará un impacto económico en la región de dos mil millones de euros a través de plazas hoteleras, transportes, restauración, compras, etc. Y esperamos también que las ferias de Ifema sirvan para que el aeropuerto de Barajas despegue y recupere su esplendor.

–¿Qué ha mejorado este año respecto al anterior?

–El ejercicio 2014 cobrará especial relevancia en la actividad de congresos y convenciones de Ifema, cuyo creciente peso internacional le ha llevado a contribuir decididamente en el posicionamiento de Madrid en cuarto lugar del ranking mundial ICCA de ciudades congresuales. En total se celebrarán en nuestras instalaciones ocho grandes congresos mundiales y europeos, cinco de ellos del ámbito científico médico.

–¿Qué convierte a Madrid en un lugar diferencial para celebrar congresos internacionales?

–Además del saber hacer propio de Ifema y de la calidad de nuestras instalaciones, Madrid es un conglomerado humano maravilloso donde se puede pensar con libertad y no estamos sujetos a nacionalismos, a diferencia de otros lugares, por lo que debemos estar orgullosos de ello. Los congresos implican la llegada de miles de personas con un buen nivel de cualificación y un poder adquisitivo medio-alto por lo que su media de gasto es mayor. Todo ello es una inyección económica en vena y de imagen para Madrid, pero también para la marca España.

–¿Cuáles son los ejes de la estrategia de Ifema para este año?

–Adaptarse a la realidad es fundamental y por eso vamos a incrementar las facilidades a los expositores.

–¿Cómo se pondrán en práctica esas facilidades?

–Con el objeto de favorecer el importante impulso de la exportación de las empresas españolas, Ifema destinará en 2014 una partida superior a los tres millones de euros para campañas de compradores extranjeros y promoción exterior. En otras palabras, les financiaremos el viaje y la estancia aquí. A esta medida se suma el esfuerzo que viene realizando la entidad para facilitar la presencia de las empresas en las ferias, a través de la mejora económica en las condiciones de participación, que se han visto a lo largo de los últimos cuatro años favorecidas por ajustes en precios y tarifas de servicios de hasta un 20 por ciento. Todo ello sin mermar la calidad de los servicios ofrecidos.

–¿Cuál es la clave del éxito?

–Lo cierto es que salimos muy poco tocados de la crisis, porque podemos presumir de una alta capacidad financiera. Somos una entidad con cero deuda y un balance muy saneado, con unos millones en el banco, a pesar de ser la única entidad ferial que no recibe subvenciones ni fondos públicos de España a diferencia de algunos otros que presumen mucho a base del dinero de las administraciones.

–Este año también se consolida la apuesta por la concentración de sectores. ¿La crisis obliga?

–En cierto modo sí, porque es racionalizar, algo clave ahora. Así se racionaliza el gasto y esto repercute en los que participan en la feria, sin olvidar que, además, implica que la oferta que presentas es mucho más completa y atractiva para los visitantes y profesionales. Esta tendencia fue iniciada con los sectores de moda y ha venido a evolucionar el concepto ferial muy volcado en el objetivo de captación de compradores internacionales, en la rentabilidad de su asistencia, en la sinergia de sectores y en la adaptación a la globalización del mercado.

–Entonces, la crisis también ha dejado sus cosas buenas...

–Sin duda, la crisis nos ha servido para espabilarnos a todos. El mundo se transforma tan rápido que hay que adaptarse irremediablemente casi sin tener tiempo para asumir los cambios. Creo que en esto Ifema va bastante bien, a pesar de su compleja estructura.

–Además de posicionarse como un referente ferial internacional no abandonan el propósito de crecer fuera de nuestras fronteras. ¿La internacionalización es fundamental ahora?

–Sí. Estamos dando pasos muy importantes y rápidos. En 2014 la internacionalización de Ifema se ve reforzada con la celebración de la segunda edición de dos ferias emblemáticas, Matelec China, en Shanghái, y Sicur Latinoamérica, en Santiago de Chile, y con el proyecto global de Matelec Worldwide, que en 2015 se extenderá a Asia, Europa y Latinoamérica. Pero a pesar de estos buenos datos que nos avalan, no hay que engañarse, porque no es fácil, ya que el mundo se ha quedado pequeño.

–¿Qué destinos les quedan pendientes?

–Estamos estudiando Colombia, Perú... Tenemos el máximo interés en la zona de los Emiratos Árabes, aunque allí es complicado hacerse un hueco, ya que los ingleses, alemanes o franceses tienen mucha fuerza. Vamos a reforzar nuestra presencia en China y estamos abiertos a todo lo que surja sobre la marcha. A ello se suma el hecho de que este año Ifema se consolida como un referente internacional en el ámbito del conocimiento ferial, posicionándose como consultor de los principales países en desarrollo.

–Con los deberes bien hechos en estos últimos años, ¿considera que 2014 será el año de la recuperación económica?

–Yo pongo la mano en el fuego por que 2014 será bastante mejor que el ejercicio anterior y que va a haber más alegría en el tema económico. Fitur, que es la primera gran cita del año, ya está a la vuelta de la esquina y cuenta con buenos datos.