Mango compra dos edificios en Madrid, uno en la milla de oro

Google maps
Google maps

La firma de moda Mango ha adquirido un edificio de 8.100 metros cuadrados en la calle Serrano de Madrid, conocida como "la milla de oro", y otro de 3.000 metros cuadrados en la calle Orense de la misma ciudad.

La compañía ha precisado en un comunicado que ambas tiendas contarán con 2.500 metros cuadrados de superficie de venta y ofrecerán a partir de septiembre de 2015 todas las líneas de la firma.

Estas aperturas se enmarcan en el proceso de expansión de Mango, que busca afianzar su nuevo modelo de gran tienda "megastore", que puso en marcha recientemente.

Mango cuenta con más de 2.700 tiendas en 106 países y cerró el 2012 con una facturación de 1.691 millones de euros, lo que supuso un 20 % más que el año anterior.

En concreto, el inmueble ubicado en el número 60 de la Calle Serrano ha sido adquirido a la gestora europea de inversiones inmobiliarias Meyer Bergman.

El edificio cuenta con una superficie de 8.100 metros cuadrados repartidos en seis pisos, de ellos, 2.500 metros cuadrados destinados al comercio.

Está situado entre dos establecimientos de El Corte Inglés y junto a diferentes operadores del mercado del lujo, según ha detallado la gestora.

Este edificio fue adquirido por el fondo Meyer Bergman European Retail Partners II a CaixaBank en junio de 2013 con la intención de desarrollar en el inmueble un proyecto comercial en una de las zonas más lujosas de la ciudad con la posibilidad de destinar la parte superior al alquiler de oficinas.

La estrategia de Meyer Bergman se centra en mantener una posición dominante en el mercado con ubicaciones "prime", aumentando sus inversiones hasta acercarse al objetivo de 500 millones de euros, excluyendo deuda.

El fondo mantiene inversiones en ubicaciones céntricas de Londres, París, Copenhague y Berlín.

El fondo es propietario del centro comercial Whiteleys, en el barrio londinense de Bayswater y de los grandes almacenes Karstdat, en la plaza de Hermannplatz de Berlín, entre otras.

Su primera adquisición fue el proyecto de centro comercial Westfield Broadway, en Bradford, norte de Inglaterra, cuya construcción ha comenzado este año.

El fondo cuenta con el respaldo de los inversores de Meyer Bergman, entre los que se encuentran principalmente fondos de pensión y fundaciones norteamericanas y canadienses e inversores institucionales europeos.

En esta operación, Meyer Bergman ha contado con el asesoramiento de Cushman & Wakefield, Uría Menéndez, PwC, y el estudio de arquitectura RCCyP.