Más de 50 países compartirán información para perseguir la evasión fiscal

El intercambio se hará de forma automática e incluirá datos sobre todo tipo de cuentas y depósitos bancarios, titulares, saldos y transferencias

Ministros y representantes de los 50 ministerios de economía de todo el mundo
Ministros y representantes de los 50 ministerios de economía de todo el mundo

El intercambio se hará de forma automática e incluirá datos sobre todo tipo de cuentas y depósitos bancarios, titulares, saldos y transferencias

Medio centenar de países y jurisdicciones, entre ellos España, acordaron hoy en Berlín compartir información tributaria de forma automática desde 2017 para combatir mejor la evasión fiscal, en una de las primeras reacciones coordinadas a escala global a consecuencia de la crisis económica.

Entre los firmantes hay un gran número de países europeos (aunque no Suiza), territorios dependientes de Estados del continente (como Gibraltar), tres naciones latinoamericanas (Argentina, Colombia y México), dos asiáticas (Corea del Sur y Mauricio) y una africana (Suráfrica). Estados Unidos es el gran ausente.

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, presente en la conferencia tributaria en la que se suscribió esta iniciativa, afirmó que hoy se ha dado un "paso fundamental"en un "tema vital".

Con la firma de este acuerdo, agregó, se ha iniciado "un proceso que va a determinar un nuevo estándar desde el punto de vista del intercambio de información, de colaboración de las autoridades fiscales", y animó a sumarse a la iniciativa al mayor número de Estados posible para aprovechar el "efecto red".

El objetivo del pacto es doble, por un lado facilitar la persecución de las personas que tratan de engañar al fisco ocultando dinero en el extranjero y, por otro, evitar las prácticas -legales, pero polémicas- de ingeniería tributaria de ciertas multinacionales.

"No puede ser que las grandes internacionales paguen menos impuestos que la panadería de la esquina", resumió en rueda de prensa el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble.

Por su parte, el titular francés de Finanzas, Michel Sapin, tachó de "inaceptable"que unos contribuyentes tuvieran "que pagar impuestos cuando otros no lo hacían"y su homólogo británico, George Osborne, abogó por tratar a los evasores como "delincuentes comunes".

Sapin incidió en los efectos más prácticos de este acuerdo, pues reforzar la lucha contra el fraude fiscal ayudará a su país a "estabilizar las cuentas públicas", uno de los principales caballos de batalla en materia económica de la segunda mayor economía de la eurozona.

Para varios de los ministros presentes en esta conferencia, el acuerdo de hoy supone una de las primeras reacciones coordinadas a escala global que tratan de subsanar las fallas estructurales que ha evidenciado la crisis.

Así lo indicó el ministro italiano de Finanzas, Pier Carlo Padoan, que tildó la firma de "ejemplo de reformas estructurales a nivel internacional"y de "una de las primeras respuestas a la crisis económica".

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, destacó las "enormes consecuencias políticas"del documento, ya que, a su juicio, favorecerá la "recuperación de la confianza"de la ciudadanía en las instituciones.

Mediante este pacto, basado en unas reglas de intercambio automático de información financiera pergeñadas por la OCDE, se registrarán a partir de 2016 los datos de todas las nuevas cuentas bancarias y comenzarán a compartirse de forma rutinaria desde septiembre de 2017.

Entre los datos que se compartirán están incluidos los saldos, los intereses aplicados, los dividendos, los beneficios procedentes de productos financieros y los números de identificación fiscal (NIF).

Los 50 firmantes del pacto van a ser los primeros en implementar este acuerdo, con el que en principio están comprometidos 91 países y jurisdicciones, entre ellos Suiza, Liechtenstein, Singapur y las islas Caimán.

No obstante, hasta 34 han optado por no suscribirlo en Berlín, ya sea por motivos políticos o legales.

Otros seis países se han comprometido a firmar el pacto para 2017.

El gran ausente en este acuerdo es Estados Unidos, que hasta el momento ha preferido rubricar convenios bilaterales en esta materia que grandes pactos multilaterales.

El Ministerio de Economía español destacó en un comunicado que va a liderar un proyecto piloto para la implantación por Colombia del sistema de intercambio automático de información.