Actualidad

Minsait revoluciona el sector de la automoción con los primeros desarrollos de Industria 4.0

La compañía ha materializado parte de las demandas de este mercado en un nuevo proyecto desarrollado para Ficosa, donde ha incorporado tecnologías analíticas y de IoT

El sector de la automoción es uno de los que más se ha digitalizado en los últimos años demandando soluciones punteras y herramientas que permitan gestionar su actividad y contribuir a su crecimiento y rentabilidad. Minsait, una compañía de Indra, se ha posicionado como uno de los socios tecnológicos de referencia para conseguir estos logros y, en línea con ello, ha conseguido materializar unos de los primeros proyectos de Industria 4.0 aplicados a este mercado, donde la innovación y la digitalización se han convertido en herramientas claves para diferenciarse y lograr beneficios.

Ha sido en Ficosa, uno de los proveedores globales de primer nivel para la automoción y la movilidad, donde la compañía tecnológica ha implementado las últimas tecnologías analíticas y de IoT (Internet Of Things), a través de varios proyectos de Industria 4.0 que ya han tenido gran impacto en diferentes partes de las plantas de producción del cliente, como mantenimiento, calidad o consumo energético.

De esta forma, los desarrollos llevados a cabo se han centrado en áreas claves como tableros de mando digitales, mantenimiento predictivo, calidad predictiva, eficiencia energética/ secuenciación optimizada y visión artificial. Soluciones propias basadas en últimas tecnologías que no sólo aplican analítica avanzada y se integran completamente con la infraestructura tecnológica de Ficosa sino que, además, permiten su convivencia con otros sistemas o ampliaciones futuras.

Se trata de un proyecto que es diferencial dentro del propio sector porque implica «un análisis de toda la cadena de valor para identificar las oportunidades con mayor potencial e impacto en el negocio a corto plazo», valora Jorge Torres, responsable de Desarrollo de Producto I4.0 en Minsait, subrayando la importancia de ese análisis para aplicar, posteriormente, «tecnologías disruptivas y soluciones realmente novedosas en el sector que colocan a Ficosa en una posición competitiva diferencial».

En palabras de Jordi Dalmau, Corporate Industrial Director en Ficosa: «En los últimos años en Ficosa hemos realizado un importante apuesta en la transformación tecnológica de la compañía. Nuestra colaboración con Minsait nos permitirá dar un paso más y acelerar nuestra transformación digital con las últimas tecnologías analíticas y de IoT. Además, esta implementación de varios proyectos de Industria 4.0 como el análisis predictivo, la inspección por visión artificial o la gestión energética, entre otros, será clave para la optimización de nuestras plantas en cuanto a productividad, calidad o consumo energético».

En efecto, se han aplicado soluciones como el reconocimiento de imágenes para asegurar la calidad 100% en la pintura de componentes, o tecnologías que, directamente, cambian la manera de trabajar, mediante capacidades como recogida automática de datos, automatización de tareas y aplicación de analítica avanzada para interpretar la información y tomar mejores decisiones. Desarrollos que no sólo agilizan la gestión a la par que mejoran y optimizan las operaciones de fabricación (reducción de averías, detección temprana de defectos o automatización de operaciones), sino que también optimizan el negocio mediante la aplicación de inteligencia a la recogida y tratamiento de los datos.

En este sentido, Daniel Seseña, Director de Industria 4.0 en Minsait, recuerda que «el sector de automoción parte de una integración muy estrecha entre fabricantes y proveedores, y una dinámica muy avanzada de mejora y eficiencia de las operaciones. Esto permite acelerar el despliegue de la Industria 4.0, donde las soluciones en el ámbito de la analítica avanzada (aplicada a la mejora de la calidad, mantenimiento o eficiencia energética) o del reconocimiento de imágenes podrían destacarse como las tecnologías más significativas».

No hay que olvidar cómo el mercado de la automoción, junto al del motor, ha centrado sus capacidades de evolución en los avances tecnológicos para cubrir las nuevas demandas y desafíos que impone el negocio, las compañías y los propios conductores, cada vez más hiperconectados. Una apuesta que, lejos de ir a menos, aumentará como llave para su diferenciación y necesaria transformación digital.

Dinámicas

Según Daniel Seseña, «en el ámbito de la manufactura, estimamos que habrá dos dinámicas fundamentales. En el plano de los fabricantes (OEMs), prevemos una consolidación de los primeros proyectos tecnológicos y su extensión masiva a todas las plantas de producción. Por parte de los proveedores (Tiers), creemos que se dará una incorporación masiva (en ocasiones, requerida por los OEMs) al proceso de digitalización, completando la capa IT de soporte a las transacciones e incorporando las soluciones de I4.0 ya probadas en otros agentes del sector».

Tanto la apuesta de aquellos que se conviertan en pioneros, como los que los sigan, dentro de ese compromiso global por transformación, marcarán los desarrollos a acometer en los próximos años en este mercado, donde, además, se pueden dar algunas de las principales innovaciones tecnológicas para el resto de industrias.