¿Necesitas financiación? Descubre cómo son los créditos no bancarios

Las dificultades para acceder al circuito oficial del crédito ha propiciado la aparición de canales alternativos de financiación tanto para particulares como para empresas y autónomos. El mercado de los minicréditos ha sido el que más ha proliferado durante los últimos años con el nacimiento de multitud de empresas especializadas en la concesión de créditos rápidos de bajo importe. Las compañías de financiación para perfiles profesionales también están ganando terreno. La crisis y las dificultades para conseguir préstamos por los canales tradicionales ha provocado el surgimiento de empresas de capital privado centradas en la concesión de créditos a autónomos y PYMES.

Si en el caso de los particulares las empresas de capital privado se han centrado en ofertar préstamos, con las empresas y los autónomos el producto más promocionado ha sido las líneas de crédito. La ventaja de una línea de crédito es que otorga a su titular el derecho de ir realizando disposiciones a medida que se va necesitando el dinero según las necesidades de liquidez y solo se paga intereses por la parte del crédito que se haya utilizado. Dicho de otra manera, las líneas de crédito para autónomos y empresas ofrecen la posibilidad de conseguir préstamos rápidos cuando se necesiten y, además, sin pasar por el banco.

El acceso a la financiación alternativa es rápido y ágil. El proceso de solicitud de una línea de crédito para empresas y autónomos se realiza a través de Internet. Tan sólo hace falta rellenar una solicitud y adjuntar la documentación requerida: declaraciones del IVA, cuentas de la empresa o cualquier otro documento que sirva a la compañía para valorar la viabilidad de la operación.

Los requisitos para solicitar una línea de crédito varían de una compañía a otra, pero, en general, se exige que la empresa esté registrada en España y tenga unos meses de vida mínimos. En algunos casos, se puede exigir también una facturación anual mínima.

Entre las principales compañías de capital privado especializadas en la financiación de autónomos y PYMES, se encuentran Iwoca y Spotcap, que llevan tiempo ofreciendo sus líneas de crédito a clientes españoles.

Spotcap también permite solicitar hasta 50.000 euros de crédito. En este caso, el interés dependerá del perfil del cliente y será como mínimo del 0,5 %. Tiene una comisión a partir del 1 % que se pagará únicamente durante los dos primeros meses del préstamo. Al igual que ocurre con Iwoca, el plazo máximo de devolución de cada disposición es de seis meses. La solicitud en ambos casos es online.

Iwoca comercializa una línea de crédito de hasta 50.000 euros para autónomos y sociedades limitadas localizadas en España y con un negocio que lleve operativo como mínimo cuatro meses. Las disposiciones que se realicen se devuelven en un plazo de cómo máximo seis meses. El interés es de un 3,5 % mensual y no tiene comisiones.