Panrico prescindirá de 300 autónomos y rebajará el sueldo un 15 % al resto

La dirección de Panrico ha alcanzado un preacuerdo con los representantes de los trabajadores autónomos de su red de distribución que contempla el despido de 300 repartidores y una rebaja salarial del 15 % para el resto.

Este principio de acuerdo ha sido firmado por la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) y UGT y deberá ser ratificado mañana por las diferentes asambleas de autónomos.

El preacuerdo supone una mejora con respecto a los planes iniciales de la empresa, ya que reduce la cifra de despidos de 600 a 300, mientras que la rebaja salarial que sufrirán los cerca de 1.500 autónomos que mantengan sus puestos de trabajo pasará del 25 al 15 %.

Para los repartidores que dejen de estar vinculados con la compañía, la indemnización será de 25 días por año trabajado, con un tope de 14 mensualidades, según ha explicado el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

Panrico, que está en preconcurso de acreedores, también ha comunicado a los sindicatos que abonará otros 600 euros a los autónomos que se encargan de la distribución de sus productos de bollería y que se encuentran en huelga desde la pasada semana para exigir el cobro de la factura de octubre.

De materializarse este pago, la compañía aún deberá a cada uno de estos autónomos unos 1.500 euros.

Entre tanto, la dirección de Panrico sigue reunida con los representantes sindicales de los trabajadores de la compañía para negociar el ajuste de plantilla.

Hoy se acaba el plazo para que las partes alcancen un acuerdo, después de que el pasado fin de semana la plantilla de la fábrica de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) rechazara el segundo preacuerdo alcanzado por la mesa negociadora.

Este último preacuerdo contemplaba el despido de 745 personas en toda España y una indemnización de 25 días por año trabajado, con un tope de 14 mensualidades.