MENÚ
jueves 17 octubre 2019
09:36
Actualizado

Sánchez vuelve a prohibir por unas horas la venta de coches diésel y gasolina y luego recula

El PSOE incluye el veto en la propuesta inicial que ha remitido a Podemos para formar Gobierno pero tiene que rectificar después ante la presión del sector

  • Un conductor reposta en una estación de servicio
    Un conductor reposta en una estación de servicio /

    Efe

Tiempo de lectura 2 min.

03 de septiembre de 2019. 21:04h

Comentada
Roberto L. Vargas 3/9/2019

Antes o después, de un modo u otro, Pedro Sánchez sigue empeñado en prohibir la venta de coches de combustión. Y la idea, que parece más que arraigada en su cerebro, acaba siempre por traicionarle. Lo ha vuelto a hacer hoy.

Durante unas horas, el veto a los coches con motores diésel y gasolina ha vuelto a estar vigente. En la propuesta que el PSOE ha remitido esta mañana a Podemos para que la formación morada apoye la investidura de Sánchez como presidente del Gobierno, el punto 256 reza, textualmente: "Prohibiremos a partir de 2040 la venta en España de turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones directas de dióxido de carbono, excluidos los matriculados como vehículos históricos, siempre que se destinen a usos no comerciales".

La prohibición a los vehículos de combustión ya se incluyó en un primer borrador elaborado por el anterior Ejecutivo de Sánchez, pero después fue eliminada del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima ante las críticas del sector del automóvil.

Como entonces, los fabricantes y los vendedores de coches han salido también hoy en tromba en contra de la medida. El presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Gerardo Pérez, ha calificado de "irresponsabilidad" la propuesta. "Prohibir la venta de vehículos de combustión en 2040 es hoy por hoy ilegal según la Comisión Europea y un canto al sol, con el objetivo de sacar una bandera medioambiental que quizá de votos, pero que puede que provoque que se pierdan puestos de trabajo, ya que el cliente tendrá todavía más dudas y se parará más el mercado", ha afirmado Pérez.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), Raúl Palacios, ha asegurado que "no es coherente que por un lado se le esté exigiendo al sector automoción un elevado esfuerzo inversor en innovación para reducir el impacto ambiental de los motores y, por otro, se impida que esas innovaciones lleguen al mercado. Conseguir una movilidad sostenible pasa por impulsar la renovación progresiva del parque", ha asegurado.

Ante el chaparrón de críticas que se le ha venido encima, a última hora de la tarde, el PSOE se ha visto obligado a modificar en el documento de propuestas presentado a Podemos el artículo vinculado con la prohibición de la comercialización de vehículos de combustión desde 2040, de forma que ha suprimido la palabra prohibir y alude ahora a la toma de las medidas necesarias para que, "no más tarde" de esa fecha, los turismos y vehículos comerciales tengan unas emisiones de cero gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs