Siete claves para entender la digitalización de las pymes

Una simple radiografía explica cuáles son los pasos más importantes de los negocios en su adaptación a las exigencias del siglo XXI

La adaptación de las pequeñas y medianas empresas al nuevo ecosistema digital que marca los nuevos tiempos resulta fundamental para su propia supervivencia. La compañía Datacenter Dynamics, una plataforma global de información centrada en la industria de los centros de datos, ha analizado cómo las pequeñas empresas españolas hacen frente a los retos que plantea la transformación digital. Así, ofrece siete claves para comprender los cómo y los por qué de sus cambios.

En primer lugar, destaca que el sector «retail» ha sido pionero en la nube. El 34% de las pymes españolas han readaptado su estrategia comercial al entorno digital, un 44% han invertido en TI (Tecnologías de la Información) y un 34% han desarrollado nuevos productos y servicios. El último informe sobre Competencias Digitales en la Empresa Española –elaborado por el Instituto de Economía Digital– destaca que el 42% de pymes españolas tienen «muy implementado» el «cloud».

Segunda, los medios digitales ya forman parte del ADN de la empresa. El 89% de las pymes españolas cuenta con web corporativa. Respecto a las redes sociales, el 70% ha creado un perfil de su negocio en Facebook, el 52% un canal de Twitter y el 59% ha implementado un sistema de comunicación interno (newsletter, intranet, etc). Respecto al desarrollo del «e-commerce», el 51% de las pymes españoles dispone ya de una tienda on-line y el 42% ha desarrollado una «app» para móvil.

Tercero. La flexibilidad y la agilidad son cualidades de las que pueden presumir. Las nuevas necesidades del mercado han marcado un punto a su favor frente a las grandes corporaciones, ya que son más ágiles en la toma de decisiones y cambios de rumbo. Como cuarta clave, se halla una continuación de la idea anterior: hay un claro cambio de mentalidad y asunción de liderazgo por parte de los «pequeños» del mercado, porque sin ello la empresa no podrá asumir los retos del siglo XXI, como apunta el último estudio de Fujitsu que señala que el 40% de las organizaciones , independientemente de su tamaño, no existirá en su forma actual en 2021. Esto lleva directamente a la quinta clave. Por fin, el «big data» se convierte para, al menos, un 7% de los directivos españoles en una herramienta clave en la toma de decisiones y se ha convertido en una realidad tangible y con resultados.

Para llegar al sexto punto resulta primordial conocer cómo se va a financiar estos procesos. Dentro de la iniciativa Industria Conectada 4.0, el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad ha lanzado una línea de apoyo financiero a empresas industriales. Otro organismo que financia actividades de I+D+i es el CDTI ), que respalda proyectos de I+D+i empresarial.

Y, por último, la séptima clave está en los recursos humanos. Además del conocimiento propio de cada sector, los profesionales, como apunta el último estudio de LinkedIn deberán contar con nociones y habilidades digitales, como «cloud computing», ingeniería de datos y almacenamiento, administración de bases de datos e integración de software y ciberseguridad.