Rosa Visiedo: «Tenemos un compromiso ineludible con el empleo»

La rectora de la Universidad CEU San Pablo da la bienvenida al curso con un nuevo edificio y un envidiable plan de estudios

Rosa Visiedo rectora CEU USP
Rosa Visiedo rectora CEU USP FOTO: Archivo Archivo

Humanidad, tecnología e internacionalización son los ingredientes con los que la Universidad CEU San Pablo elabora su completo y personal plan de estudios. Este nuevo curso, alrededor de 2.300 estudiantes (un 9% más que el anterior) han elegido sus instalaciones para emprender una de las experiencias más importantes de su vida: su carrera universitaria.

El pasado 21 de septiembre, Rosa Visiedo, rectora de CEU San Pablo, inauguraba el nuevo edificio de Humanidades y Comunicación, junto a otras autoridades académicas de la universidad y el alcalde de Madrid, José Luis Martinez-Almeida. Un edificio que comenzó sus andadas hace cuatro años y que, a día de hoy, afrontan con ilusión. Un antes y un después para la historia de la universidad.

Es un año de estreno para CEU San Pablo, ¿qué ofrece el nuevo edificio?

Estamos muy contentos, supone un hito casi histórico para la universidad porque ha tenido muchas vicisitudes: empezamos antes de la pandemia, estuvo parado, después llegó la Filomena... Pero por fin hemos conseguido inaugurarlo. Es un edificio moderno de unos 14.000 m2 que incorpora instalaciones arquitectónicas, medioambientales y tecnológicas. Tiene dos platós de televisión, dos platós de radio, un laboratorio de fotografía y diversas aulas de edición. Las clases están equipadas con pantallas táctiles y cámaras para hacer sesiones «online».

Además, con el fin de hacer más fácil la vida universitaria, hemos creado una serie de zonas comunes más versátiles para los momentos de ocio. Por otro lado, tenemos en marcha la plataforma multimedia HUB, donde los matriculados puedan grabar podcast, videos y otras producciones para practicar lo que será su vida profesional. Un espacio abierto nos permite estar en contacto profesores y estudiantes.

Es una manera de motivar tanto a los estudiantes como a los docentes

Tenemos que ser innovadores en todos los sentidos, tanto tecnológicamente como en la docencia. Es nuestra forma de enseñar. Intentamos incorporar las nuevas metodologías para que nuestros estudiantes sigan aprendiendo con la máxima eficacia.

Es una labor diaria que hacen los profesores para los estudiantes, donde interviene la tecnología, el trato directo y la formación en humanidades. Una buena manera de compaginar tradición e innovación para que tengan la mejor formación.

¿Cuál es la clave para que sus estudiantes consigan sus objetivos profesionales?

El empeño de la universidad en acercar a los estudiantes al mundo profesional. Tenemos un compromiso inelubible con el empleo, lo que nos obliga a estar cerca de las empresas, escucharlas y saber qué demandan de los estudiantes. Intentamos así adaptar nuestros planes de estudio a estas nuevas demandas.

Para ello, incorporamos la formación y el aprendizaje en competencias transversales que ayudan a los estudiantes a poder mejorar su desempeño tanto personal como profesional, como el trabajo en equipo, la comunicación, la resiliencia y la empatía. Además, tratamos de incluir nuevas titulaciones que con el tiempo puedan ser más codiciadas, como el caso, este año de grados como Ingeniería Matemática. Todo ello, sin olvidar la formación humanística, sean del grado que sean.

CEU San Pablo es uno de los centros más importantes en cuanto a internacionalización, ¿cuál es su próximo reto?

Mejorar la internacionalización de nuestro campus. Ser más internacionales para que los alumnos de otros países encuentren todos los servicios que necesitan. Tenemos casi 2000 estudiantes extranjeros y debemos tener en cuenta que pasan muchas horas en el campus porque están lejos de sus familiares y amigos.

Por otra parte, esto nos obliga a mirar hacia fuera, pensar en qué titulaciones podemos añadir para atraer a más estudiantes internacionales. Pensamos que la creación de un campus internacional es atractiva, tanto para los estudiantes internacionales como para los nacionales que quieren vivir una verdadera experiencia relacionándose con compañeros de diversos países.

Las universidades CEU han creado una nueva metodología docente. ¿Qué tiene de especial?

En las universidades CEU mantenemos un modelo docente que nos permita seguir formando a estudiantes que tienen una manera de aprender diferente. Por ello, queremos que nuestro modelo docente sea más activo, que permita la participación de los estudiantes para que se comprometan más con su propia formación, en su especialidad y desde un punto de vista humanístico.

Queremos que se les permita orientar al servicio de la sociedad, a procurar que a través de su acción profesional puedan tener un impacto positivo en la sociedad y en el entorno. Queremos crear comunidad entre estudiantes y profesores, volviendo al origen de una comunidad de maestros y discípulos que aprendían juntos y que tenían como objetivo la búsqueda de la verdad a través del conocimiento.

Además, contamos con el Modelo de Acompañamiento CEU, a través del cual ayudamos a que el alumno desarrolle todo su potencial gracias a una atención completa y personalizada en todas las dimensiones: personal, académica, profesional y espiritual.

Mirando al futuro, ¿qué planes tiene CEU San Pablo para mantener su prestigio?

Seguir insistiendo en un modelo de innovación de docencia y aprendizaje, continuar trabajando en la internacionalización y seguir apostando en la mejora de la empleabilidad y el acercamiento al mundo empresarial. Queremos generar conocimiento y transferirlo a la sociedad y empresas a través de nuestra política de investigación, relevante y de gran impacto social.

Contamos con alrededor de 123 proyectos de investigación activos, con una financiación de aproximadamente 2 millones de euros. La universidad es debe ser territorio del saber y, para poder formar a los estudiantes, tenemos primero que generar ese conocimiento en nosotros mismos. Tenemos la digitalización como una herramienta transversal que nos ayuda a mejorar nuestros procesos y a generar una cultura del dato, que ayude a argumentar la toma de decisiones con el fin de tomar mejores decisiones en todos los sentidos.