Pedro Tanco: «Mi primo se llevó todo el talento futbolístico»

Pedro tanco, número veintiuno del PP por Madrid

Pedro Tanco
Pedro Tanco

Los populares tienen también nueva cantera. Nacido en 1982, navarro afincado en Madrid, ocupa el puesto 21 de la lista que encabeza Rajoy. Primo del jugador del Chelsea César Aizpilicueta, asegura que «todo el talento futbolístico se lo llevó su primo». «Yo lo he intentado muchas veces tanto con amigos como con mi empresa, pero siempre me han dejado en el banquillo». Recuerda que incluso en Navarra montó un equipo con sus amigos para poder jugar y terminó de mánager buscando a los patrocinadores. Rajoy en esta ocasión le saca a jugar por la banda, y en Madrid. «Aunque no tengo experiencia política, la tengo en la prepolítica de tipo institucional, económico, juvenil, deportivo...», un lugar donde se ha entrenado como delantero. «Hay que tener experiencia en la gestión pública y también en la privada para saber dirigir un país», destaca. Insiste en que en su trabajo, en la gestión privada, le miden mucho por resultados y asegura que para gobernar hay que tener experiencia.

Cuenta con el apoyo de su mujer, que le dijo «adelante». Su padre siempre fue una persona muy activa en UPN y en la prepolítica. «Me da muy buenos consejos y me ha dicho que sea yo mismo». Aceptó el reto porque cree que la política «se tiene que nutrir de gente con experiencia también en la gestión privada». No se lía con los temas económicos como la candidata de Podemos de Navarra, porque trabaja como asesor fiscal en un bufete internacional de Madrid. «Sólo llevo 10 años ejerciendo la profesión», dice con la humildad navarra. Sus compañeros se han sorprendido de su candidatura y «estoy haciendo campaña para que me voten». «El tema económico es suficientemente importante como para dejarlo en manos de alguien que al menos sepa explicarlo» y critica que su tierra natal, Navarra, está en manos «inexpertas», que apunta a ser «un desastre». Se metió en el PP porque, aunque otros van de «partidos más jóvenes, no siempre tienen las ideas más renovadas». «El PP es un partido con una ideología muy amplia y coincide con ellos».

Casado con una bilbaína, la conquistó «con un bacalao al pilpil», así que puede considerarlo como su plato estrella, y elabora pacharán casero: «Tengo la receta bastante definida».

Defiende el régimen propio de financiación de la comunidad navarra que se adoptó por razones históricas y viene en la Constitución. «Podríamos estar de acuerdo o no con la financiación de todas las comunidades autónomas, y mirar si el mecanismo les perjudica o beneficia, mientras otros partidos van a la mayor». «Nosotros defendemos que los convenios sigan vigente y otra cosa es que podamos meternos en el “cuantum”».

De niño era bueno jugando al ajedrez e incluso fue campeón de Navarra. Dice que «sí» cuando se le pregunta si sería el Kasparov de la política. ¿Y a quién le daría jaque mate? «A los partidos o ideas que no quieren definirse por mero cálculo electoral, a la transición que ha tenido Ciudadanos y a las ideas que representa Podemos».

Alerta de la euskaldunización que quieren hacer en Navarra y subraya que Rajoy es la garantía de un gobierno fuerte y unido para evitar todas estas cosas...«Van a por la educación, su obsesión». «Ya me he encontrado con algún caso de empresas navarras que quieren marcharse a La Rioja». Si consiguiera el escaño, dice que su fuerte sería el «sentido común» en los temas que piden los contribuyentes a la Administración española, que dice se distancia mucho de la realidad española. Hubo un tiempo que se quiso alejar de la política, nada más terminar la carrera, porque «creía que en ese momento no podía aportar mucho».

Conoció a Rivera tiempo atrás, en la presentación de un libro y se tomo una caña con él. «Fue hace años, y entonces me contaba cómo estaban organizándose a nivel nacional y los problemas que tenían. Recuerdo que me dijo que no tenían gente, por eso han tirado de otros partidos».