Sánchez dice que ganará haciendo «frente al PP»

Acusó a Rajoy de ser un «absolutista»

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, visita un comercio de Palma de Mallorca
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, visita un comercio de Palma de Mallorca

El segundo día de campaña del PSOE estuvo marcado por las futuras alianzas que puedan alcanzarse si, como se prevé, tras las generales sea imprescindible pactar para gobernar. El candidato socialista, Pedro Sánchez, intentó salir al paso de las informaciones que apuntan a un pacto «anti-PP» tras los comicios, una posibilidad que –al menos en público– Sánchez sólo ha defendido si consigue «un voto más» que el partido de Rajoy. «El PSOE hace frentes, sí, frente al paro, frente a la desigualdad y frente a la corrupción del PP. Haciendo frente al PP ganaremos la mayoría, haciendo frente al PP ganaremos las elecciones», reivindicó.

En un mitin en Inca (Palma de Mallorca), junto a la presidenta de Baleares, Francina Armengol, Sánchez volvió sobre la idea de que el cambio que «todo el mundo» demanda sólo vendrá de la mano del PSOE. «Hoy el voto útil es más útil que nunca», señaló, en una oferta de concentración del electorado de izquierda más propia de los últimos que de los primeros compases de campaña.

El líder socialista tomó la palabra a Rajoy en cuanto al requisito de que «para ser presidente, primero hay que ser concejal». «Yo he sido concejal señor Rajoy, léase bien mi currículum», demandó Sánchez. Ante un auditorio de más de 1.000 personas, el secretario general del PSOE se comprometió a derribar los «muros» sociales y «de la soberbia» construidos por el PP y afeó al presidente del Gobierno que se arrogue el legado de un político de consenso como Adolfo Suárez, cuando él «ha gobernado solo y contra todos, convirtiendo la mayoría absoluta en absolutismo».

Respecto a Ciudadanos, Sánchez volvió a tildarles de las «nuevas generaciones» del PP, porque «si apoyas la reforma laboral del PP, la política educativa del PP y los copagos del PP, aunque tengas 20 años menos, eres del PP». El líder del PSOE asumió el compromiso de «unir lo que la derecha ha separado»: «educación y oportunidades laborales, empleo y sueldo dignos, fiscalidad justa y servicios públicos», porque «los derechos no son mercancías».