Críticos de IU hablan de «rotundo fracaso» y piden que se disuelva la confluencia con Iglesias

Izquiera Abierta cree que «la unión fuemuy vertical» y la campaña, «mejorable».

Alberto Garzón compareció ante los medios desde la sede de IU en Madrid
Alberto Garzón compareció ante los medios desde la sede de IU en Madrid

Izquiera Abierta cree que «la unión fuemuy vertical» y la campaña, «mejorable».

Corrientes internas de Izquierda Unida críticas con el liderazgo de Alberto Garzón se mostrarón ayer decepcionadas con el resultado electoral de la confluencia del partido con Podemos y pidieron que se «reconsiderara el modelo y la fórmula» de la misma para «que nadie se quede fuera». Tasio Oliver, representante de la corriente Izquierda Abierta en la Ejecutiva Federal de Izquierda Unida, dijo a LA RAZÓN que la confluencia Unidos Podemos «no ha cumplido las expectativas». Oliver, que aseguró no obstante que confluir era «la única posibilidad para desbancar al PP», dijo también que «la campaña fue mejorable» y que «hubo también algunos problemas con el perfil de algunos de los candidatos». Para el futuro habrá que solventar los problemas de una «unión demasiado vertical» y que se llevó a cabo en tiempo récord para que todas las corrientes internas de Izquierda Unida se vieran representadas.

Otros dirigentes históricos de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid –expulsados actualmente del partido por la ejecutiva liderada por Garzón– fueron más contundentes y pidieron sin ambages separarse de Podemos. Gregorio Gordo, ex coordinador general de IU en la Comunidad de Madrid, habló de «rotundo fracaso» y dijo que se ha dado «todo un recital de cómo para construir algo que ha fracasado han tenido que destruir la federación, y esto demuestra que de las cenizas no se puede crear nada». El ex portavoz municipal de Izquierda Unida en el Ayunatmiento de Madrid Angel Pérez ha asegurado en declaraciones a Ep que «se ha demostrado que dos y dos no son cinco, son cuatro» y que «lo que sucede es que España está entre el populismo emergente y una izquierda que ha renunciado a sus siglas de identidad».

En lo relativo a la confluencia entre Podemos e Izquierda Unida, Pérez aseguró que ha tenido la oportunidad de escucharles en campaña y que, en realidad, «el miedo lo dan ellos (Unidos Podemos) con la falta de rigor y con sus ocurrencias». «Eso es lo que da miedo al electorado de izquierdas; Izquierda Unida no tenía muchos votos, pero tenía coherencia, sabíamos que lo que proponíamos lo podíamos hacer».