El PP gana dos escaños en Galicia para un total de 12

En Marea pierde uno y se queda con cinco diputados

El presidente del Partido Popular de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, durante el mitin de cierre de la campaña
El presidente del Partido Popular de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, durante el mitin de cierre de la campaña

Por su parte, no obtienen representación parlamentaria ni BNG ni Ciudadanos, que pierde el diputado logrado por La Coruña en los comicios del pasado mes de diciembre.

El PP lograa mantener en Galicia la primera posición de hace seis meses e incluso incrementar el número de actas, al conseguir 12 de los 23 escaños en juego con un 41,49 por ciento de los votos y más de 643.000 votos. Este resultado da aire al PP gallego a escasos meses de las autonómicas del próximo otoño, a las que el PSdeG se podrá presentar de nuevo como segunda fuerza, al haber conseguido superar a En Marea tras el "sorpasso"de hace seis meses.

Tras el PP, la segunda fuerza en escaños sería el PSdeG, que obtendría seis actas, las mismas que en diciembre del pasado año, pero superaría a En Marea, que se quedaría en cinco escaños. Los socialistas gallegos, con nuevo candidato a la Xunta y comandados por una gestora tras la dimisión de José Ramón Gómez Besteiro, conseguirían un resultado algo inferior en votos pero con mejor porcentaje, 345.000 papeletas y un 22,25% de los sufragios.

En cambio, En Marea, la coalición formada por Anova, Podemos y Esquerda Unida, apoyada por las mareas municipalistas, que según sus cálculos más optimistas aspiraba a disputarle el liderazgo al PP e incluso polarizar la precampaña de las autonómicas, se dejaría más de 67.000 votos y perdería un escaño, tras obtener 343.000, un 22,14 por ciento.

De este modo se quedaría con cinco escaños, tras perder un acta en Ourense.

Ciudadanos (8,63%), con una rebaja global de unos 14.000 votos, se vería penalizado por la crisis que motivó el relevo de las listas sin aviso del único diputado que obtuvo en diciembre y el nuevo cabeza de lista no conseguiría el acta. De poco o nada ha servido a BNG-Nós (2,89%) el cambio de portavoz nacional y el relevo del cabeza de lista en Pontevedra, ya que se dejaría unos 25.000 votos respecto a hace seis meses, cuando obtuvo apenas 70.000, por lo que volvería a quedarse sin representación tras veinte años.

El Partido Animalista contra o Maltrato Animal (Pacma), sexta fuerza en Galicia, es la única junto al Partido Popular que ha subido en número de votos en las elecciones generales de este domingo, con unos 3.000 apoyos más y ascensos en las siete grandes ciudades.

En concreto, Pacma ha obtenido en la comunidad gallega este 26 de julio algo más de 16.600 respaldos, y ha alcanzado en torno al 1,1% de los sufragios. El pasado 20 de diciembre había recabado 13.523 papeletas a favor y el 0,82% de los sufragios. De esta forma, se sitúa por encima de Recortes Cero-Grupo Verde (unos 3.760 votos), Comunistas de Galiza-PCPE (unos 1.650 votos), Vox (algo más de un millar), UPyD (menos de 1.000), Escanos en Branco (sobre 700) y SAIn (unos 400).

En el Senado, con el 96,88 por ciento escrutado, el PP repetiría resultado, con 12 senadores, mientras el PSdeG obtendría 3, al recuperar uno de los que pierde En Marea, que se queda con un senador.

Valoración de Feijóo

El presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha reivindicado "la mayoría absoluta de escaños"en Galicia y ha prometido "no defraudar"la confianza de los gallegos, "más esperanzado"en poder revertir la tendencia a la fragmentación y lograr en las autonómicas de otoño la "excepcionalidad"de la mayoría absoluta en la comunidad. Visiblemente satisfecho, acompañado del secretario general del PPdeG, Miguel Tellado, y del portavoz parlamentario del partido, Pedro Puy, el jefe de filas de los populares ha comparecido ante los medios en un hotel compostelano situado frente a la sede autonómica del partido, donde siguió el escrutinio. Las caras sonrientes de sus colaboradores más próximos anticiparon la llegada de un Feijóo que tampoco ocultó su satisfacción y que ha prometido "seguir trabajando".

Tras unos comicios claves desde una perspectiva gallega, ya que anteceden en meses a las autonómicas, el presidente del PPdeG, que este lunes se desplazará a Madrid para participar en el Comité Ejecutivo de su partido, ha manifestado su satisfacción por la subida de Mariano Rajoy y que España "pueda tener un presidente gallego", pero ha reivindicado los resultados de los populares gallegos, con un apoyo superior a la media estatal y el logro de la mayoría de escaños.

Los buenos resultados (los populares suben de 10 a 12 escaños -a costa de un acta de En Marea en Orense y de Ciudadanos en La Coruña-, aumentan en número y también el porcentaje de voto) los ha ligado con la "renovación"acometida en la formación gallega y ha insistido en que el PPdeG supo "entender el mensaje"recibido tras las europeas y las municipales.

Así, ha prometido intentar "no defraudar la confianza"recibida y seguir "gobernando para todos", al tiempo que ha confesado que el apoyo recibido este domingo le "da fuerzas"para ir a por la "excepcionalidad"de la mayoría absoluta en otoño.

En Marea no esperaba estos resultados

En Marea ha reconocido que "no son los mejores"ni los que "esperaban", pero se ha propuesto continuar el proyecto y "repensar el espacio"para lograr "sumar"a más gente y disputarle la Xunta al PP de Alberto Núñez Feijóo. "Seguiremos trabajando por ese cambio político en el conjunto del Estado", ha subrayado la número uno por Pontevedra, Alexandra Fernández.

En una primera valoración, Fernández, que ha agradecido a todos los "votantes"que confiaron en esta opción política, ha defendido la necesidad de "mirar para el proceso propio y seguir impulsando"este espacio, para que "siga avanzando".

Por su parte, el número uno por La Coruña, Antón Gómez-Reino, ha admitido que "no es la celebración que esperaban"y hay "mucho que trabajar". "Es cierto que aspirábamos a más. En todo caso, tomamos nota porque no pudimos ir más allá de los resultados de diciembre", ha manifestado, antes de asegurar que "los resultados son una mala noticia para el cambio político en el Estado español".

Para Gómez-Reino, son "una mala noticia para cambio político". No obstante, se ha mostrado convencido de que aunque ahora "no sea el momento del cambio", al final "se dará sin ningún lugar a dudas". "Lo que pone encima de la mesa es que el bloque conservador se reordena", ha indicado, antes de observar que Ciudadanos se queda sin su diputado por A Coruña.

También intervino Yolanda Díaz, la dos por A Coruña, quien "agradeció". "Quien pierde en este proceso son las clases populares, no vamos a ir a mejor, para nosotros, ésta no puede ser una buena noticia", ha admitido. En todo caso, desde mañana "empezar a tejer fuerza social". "No sólo para cambiar resultados, sino para cambiar la cara de nuestro país.

Recuperar terreno

Yolanda Díaz se ha mostrado segura de que el espacio político de En Marea se puede recuperar. "Hay marea viva y sí le decimos que vamos a por él, queda mucho tiempo. No sabemos lo que va a hacer (Feijóo sobre las elecciones gallegas), pero tenemos claro que el cambio político se puso en marcha en este país", ha dicho.

Alexandra Fernández ha manifestado que "la gente de a pie está demandando el cambio político". "Pero tenemos que repensar este espacio, este proyecto que se está cociendo en la calle", ha manifestado la número uno por Pontevedra, quien ha puesto de manifiesto que hubo un "empate técnico"con el PSOE. Antón Gómez-Reino ha incidido en que el "desafío"para las gallegas es "sumar más gente y volver a ser el espacio de referencia".

En Marea reconoce que hace falta "reflexión"y "ampliar el espacio y democratizarlo". Sin embargo, todavía ha considerado "pronto"para explicar en qué se ha fallado para peder los apoyos que se dejaron en estas elecciones frente a las de diciembre. En todo caso, sí ha apuntado algunas claves: "reflexión, ampliar el espacio y democratizarlo".