El PP sube dos escaños en Valencia pese al desgaste por los casos de corrupción

Análisis. Los socialistas registran su peor resultado histórico y sus socios de Compromís también sufren el castigo por su gestión

Los socialistas registran su peor resultado histórico y sus socios de Compromís también sufren el castigo por su gestión

El Partido Popular gana las elecciones en la Comunidad Valenciana y mejora su resultado del 20-D en un punto porcentual al subir del 31,3% al 32,3%. El dato es más significativo si consideramos la erosión que han sufrido los populares en esta región por determinados casos de corrupción. El PP también es el primero en voto entre los mayores de 44 años. Segundo en el segmento de 30 a 44 años y tercero en el tramo de 18 a 30 años.

En la Comunidad Valencia la coalición Compromís-Podemos-IU alcanza el 28,4% del voto válido. Se confirma nuevamente como segunda fuerza política, aunque obtiene 0,9 puntos menos que por separado en la jornada electoral del 20-D. Es la candidatura que más voto recibe de los electores de 18 a 29 años y de 30 a 44 años. Desciende al segundo puesto entre los que cuentan entre 45 y 64 años y se hunde en la cuarta posición entre los votantes mayores de 64 años. El PSOE también retrocede, cae 0,8 puntos y marca su peor resultado histórico con un 19,0% del voto válido. Se mantiene como tercera fuerza política en la región. El PSOE es la tercera fuerza más votada por los menores de 65 años, mientras que entre los mayores de 64 años sube a la segunda posición.

C’s continúa como cuarta fuerza en la autonomía con el 15,1% del voto, aunque retrocede 0.7 puntos porcentuales.

El PP avanza en las tres provincias: en Valencia sube 1,1 puntos, en Alicante 1,0 y en Castellón 0,7. La coalición Compromís-Podemos-IU desciende en las tres provincias, moderados en Alicante y Catellón con 0,3 y 0,4 puntos respectivamente y de 1,4 en la circunscripción de Valencia. El PSOE mantiene un descenso uniforme en las tres provincias, 0,6 puntos en Alicante, 0,8 puntos en Valencia y 0,9 puntos en Castellón. Ciudadanos tiene sus mayores retrocesos en Alicante y Castellón, donde pierde 1 punto en cada una de ellas y recorta sus pérdidas en Valencia con 0,5 puntos. El mapa político que arroja la encuesta de NC Report para LA RAZÓN es muy semejante al del 20-D, pero es radicalmente diferente al escenario que dejaron las anteriores elecciones generales del 20-N. El PP recibió entonces el 53,3% del voto, el PSOE el 26,8%, Izquierda Unida el 6,5%, UPyD el 5,6% y Compromís el 4,8%. Comparando estos resultados con los actuales, los populares descienden 21,0 puntos, los socialistas bajan 7,8 puntos y UPyD se desprende de 5,1 puntos. En total las pérdidas acumuladas de estos tres partidos ascienden a 33,9 puntos porcentuales, es decir, que un tercio de los votantes de la Comunidad Valenciana ha decidido en poco más de cuatro años cambiar el sentido del voto y apostar por dos nuevas formaciones políticas. Compromís-Podemos-IU ha crecido en estos años 17,1 puntos netos, ya que ha pasado del 6,5% del voto de IU y del 4,8% de Compromís de 2011 al 28,4% actual. El otro partido emergente, Ciudadanos cuenta ahora con el 15.1%. Sumando este porcentaje de los de Rivera al incremento neto de la izquierda, es decir 17,1 puntos, nos da un total de 32,2%, prácticamente el mismo porcentaje que abandonó a PP, PSOE y UPyD.

En el cómputo general de la comunidad, los populares pasan de 11 a 13 escaños, los socialistas bajan de 7 a 6, mientras que Compromís-Podemos-IU y Ciudadanos repiten con 9 y 5 escaños, respectivamente. En la provincia de Alicante se produce un reajuste de escaños, los populares ganan uno, pasan de 4 a 5 mientras que los socialistas lo pierden y reducen su representación de 3 a 2 escaños. Mientras que Compromís-Podemos-IU conserva sus 3 parlamentarios y Ciudadanos mantiene sus 2 diputados.

La circunscripción de Valencia incrementa en 1 sus escaños, pasa de 15 a 16, que es adjundicado al PP, por lo que pasa de 5 a 6 escaños. El resto de candidaturas repite el mismo número de parlamentarios que en 2015: Compromís-Podemos-IU cuenta con 5, el PSOE con 3 y Ciudadanos con 2.

En la provincia de Castellón no hay cambios, todos repiten sus escaños: el PP, 2, Compromís-Podemos-IU, 1, PSOE, 1 y Ciudadanos, 1. La abstención prevista es del 26,0%, supera en 0,8 puntos a la registrada en las elecciones generales del 20-D. Los índices más bajos se registran entre los mayores de 44 años, que quedan por debajo del 23%. En el segmento de 30 a 44 años sube al 26,3% y salta al 36,0% entre los jóvenes de 18 a 29 años.

Un pacto que resta

Los dos socios de gobierno de la Generalitat de Valencia retroceden. El electorado de la coalición a la valenciana ve como su apoyo electoral desciende 0,9 puntos en tan solo 6 meses. Su aliado, el PSOE, retrocede 0,8. Las generales son una señal de desencanto del electorado con las dos candidaturas que soportan el actual gobierno autónomo. Compromís-Podemos-IU retrocede con respecto a las autonómicas de mayo de 2015, la suma de los componentes de la coalición obtuvo el 33,7% del voto. Ante el 26-J, su expectativa es del 28,4%. Pierden 5,3 puntos en sólo un año.