Rajoy pide respeto para el PP

Los populares rompen sus mejores pronósticos y recupera terreno a costa de Ciudadanos al alzarse con 7.906.185 votos

El presidente del Gobierno en funciones y candidato del Partido Popular para la reelección, Mariano Rajoy.

Subida notable del Partido Popular. No sólo volvió a ser la fuerza más votada por los electores, sino que esta vez rompió su propia barrera y superó incluso a los pronósticos de las encuestas con 7.906.185 votos.

Subida notable del Partido Popular. No sólo volvió a ser la fuerza más votada por los electores, sino que esta vez rompió su propia barrera y superó incluso a los pronósticos de las encuestas con 7.906.185 votos.

Los populares enfocaron las elecciones con la idea del «voto útil», lema que repitió el líder del PP, Mariano Rajoy, como mantra y parece que el electorado remó «a favor».

Para Rajoy era como una segunda reválida después de haber sido vapuleado en sus intentos de formar una gran coalición tras las elecciones del 20-D y el electorado apoyó ayer esa España del crecimiento y de seguir por la senda de la recuperación que reivindicaban los populares. «Vamos a seguir al servicio del pueblo español. Por suerte en España han ganado los demócratas, la libertad y los derechos de las gentes», dijo el líder del PP notablemente emocionado.

Después de que el 20-D se quedara en 123 escaños, las urnas le otorgaron ayer una mayor relevancia dándole 137 escaños, 14 diputados más que en los pasados comicios, con una diferencia de hasta 52 escaños con respecto a la segunda fuerza: la del PSOE. Los populares recuperaban así parte de su electorado que en los pasados comicios emigró a Ciudadanos como voto de castigo a Rajoy, y ese granero de votos regresaba al PP.

Los populares mantuvieron una campaña con tendencia a la alza. Para el partido que lidera Rajoy, su óptimo escenario era llegar al 30 por ciento que se le resistió en los pasados comicios, cuando se quedaron en un 28,7 por ciento. Esta vez lo superaron logrando hasta un 33,03 por ciento.

Y es que este periodo de seis meses ha beneficiado a los populares, que durante toda la campaña se mostraron convencidos de que iban a lograr la remontada después de que el resto de partidos se quitaran la «careta» los últimos meses.

En el cuartel general de los populares se concentraron los vicesecretarios Fernando Maíllo, Pablo Casado y Javier Arenas además de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, el portavoz de los populares en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, y el director de campaña, Jorge Moragas, además de Pío García Escudero o Cristina Cifuentes. Quince minutos antes de que cerraran los colegios electorales llegó Rajoy acompañado de su mujer, Elvira Fernández, «Viri». Y fue precisamente a ella a quien le dedicó su principal agradecimiento emocionado con un beso en el balcón de la calle Génova.

Mariano Rajoy consigue reivindicarse con este resultado y se sitúa en una posición más fuerte que en los pasados comicios, para reclamar que es él quien debe presidir el gobierno. Pidió respeto para el PP y aseguró: «Hemos ganado las elecciones, reclamamos el derecho a gobernar».

Ahora tiene el reto de buscar apoyos de investidura tras una campaña plagada de vetos y líneas rojas impuestas por PSOE y Ciudadanos. Del «ni con el PP ni con ningún candidato del PP» de Sánchez al «nosotros no queremos que Rajoy siga gobernando» del líder de la formación naranja, descartando incluso la abstención para hacer presidente al líder del PP hasta la idea de Rivera de ser él quien ponga sobre la mesa con quién sí se puede del PP llegar a acuerdos. Tras los resultados podrían llegar a desdecirse de lo dicho entonces, ya que la suma entre populares y C’s se queda a siete de la mayoría absoluta.

El candidato popular ofreció mano tendida a los partidos constitucionalistas y aseguró que «hablará con todos». Rajoy tratará de buscar lo antes posible la gobernabilidad en la mayor brevedad posible para lo que se empleará a fondo y así acabar con la situación de desgobierno.

Rajoy: «Hemos ganado las elecciones, reclamamos el derecho a gobernar»

El candidato del Partido Popular a la reelección, Mariano Rajoy, comparecía al grito de ¡Presidente! y ¡Yo soy español, español, español!. El líder del PP, comenzaba diciendo que era el discurso más difícil de su vida. «Me siento enormemente orgulloso de este partido», ha manifestado, antes de señalar que «ha sido una etapa muy difícil» pero el partido siempre ha tenido «coraje, ganas y determinación».

«Habéis ganado las elecciones porque habéis tenido fe en la victoria y la habéis perseguido», le ha dicho Rajoy a los simpatizantes presentes en Génova. Así, también ha insistido en que han dado «la batalla por España sin ponerse a las órdenes de nadie» y que su partido se «merece un respeto».

El presidente del Gobierno en funciones ha afirmado que en una situación difícil, España tiene a su disposición un instrumento que jamás les va a fallar: El PP. «Hemos ganado las elecciones, reclamamos el derecho a gobernar», alegaba Rajoy.

«A partir de mañana empezaremos a hablar con todo el mundo para defender a España y al cien por cien de los españoles», ha dejado claro. «Han sido cuatro años complicados y difíciles, pero España asoma la cabeza y camina en la buena dirección», finalizaba.