Sánchez frente a Torra

Primera reunión de la mesa de diálogo encabezada por Pedro Sánchez y Quim Torra en la Moncloa
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibió a la delegación designada por el Govern de Cataluña encabezada por el president de la Generalitat, Quim TorraRicardo Rubio Europa Press

En esta era de la postverdad, es normal equivocarse al interpretar las palabras de aquellos para los que la verdad y la mentira no existen, como el Presidente Sánchez. Esto es precisamente lo que me ha sucedido al visionar antiguas entrevistas realizadas al entonces ciudadano Sánchez, en las que afirmaba rotunda y enfáticamente que «tendría enfrente», como Presidente del Gobierno, al «Le Pen español» –refiriéndose a Torra–, «que pretende violar la Constitución, y ejercer un inexistente derecho a la autodeterminación».

En este caso, el Presidente ha cumplido su palabra, y admito mi error. Si lo dudan, vean las imágenes del encuentro de ayer en la Moncloa y comprobarán que esta vez, y sin sentar precedente, Sánchez ha dicho la verdad. Esperaba expectante la puesta en escena de ese encuentro entre los Gobiernos de España y Cataluña para verificarlo, y se ha cumplido: Sánchez se sentó frente a Torra –el «Le Pen español»–, y el inhabilitado y desobediente Torra, tuvo enfrente al Presidente Sánchez. Es cierto que aquella afirmación se prestaba a otras interpretaciones, como la que –ingenuo de mí– creí yo: que «tenerle enfrente» significaba aplicar todo el peso de la ley a quienes quieren romper España y pretenden repetir la sediciosa conducta por la que están condenados o fugados algunos ex dirigentes separatistas. Pero lo dicho: En esta ocasión, y por vez primera, Sánchez ha cumplido su palabra. Se ha sentado frente a Torra. Conste en acta.