Vox propone hacer “control antidrogas” a los diputados

Destaca que “quizá a los españoles les gustaría saber” si sus señorías van a las comisiones sin haber consumido sustancias psicotrópicas

Thumbnail

El líder de Vox, Santiago Abascal aseguró ayer mediante un tuit que los socios de Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias deberían “pasar un control de armas y explosivos”, todos, dijo. Estas declaraciones se producen después que Compromís registrara en el Senado una iniciativa para que se le retire el acta de diputado al líder de Vox si acude con su arma al Congreso.

Además, Abascal apuesta porque también se les haga a sus señorías un “control antidroga antes de acceder al Pleno", unas palabras que hoy ha subrayado su vicepresidente de acción política.

En esta misma línea se expresó el vicepresidente de Vox, Jorge Buxadé quien aseguró que el partido no va a dar “ninguna explicación sobre una cuestión que es personal a cualquiera que pase por el camino”.

Sin embargo, reiteró el tuit del líder de Vox y mostró su disposición a que se hagan controles de armas, pero ha añadido que “quizás a los españoles les gustaría más saber si los representantes de la soberanía nacional acuden a las reuniones de las comisiones y de plenos sin haber consumido sustancias psicotrópicas”. Pues hágase un control de drogas, en los partidos de fútbol se hacen”, destacó, y vinculó la petición de Compromís a la proximidad de las elecciones vascas y gallegas.

Por otro lado, Vox ha instado a los partidos a sumarse a un manifiesto en el que reclama unas elecciones democráticas, libres y pacíficas. En dicho manifiesto recuerdan el último proceso electoral del 10 de noviembre en el que “se produjeron alteraciones del orden público” -organizadas por violentos- que "impidieron el libre ejercicio de los derechos y las libertades de los españoles.

Elecciones “libres”

Por ello, Vox hace un llamamiento a todas las formaciones políticas y medios de comunicación para que se comprometan “con la concordia nacional y la libertad” y para que rechacen y condenen todo tipo de violencia independientemente de la afiliación política.

Este documento, indicó el vicepresidente de acción política del partido, será remitido también a la Junta Electoral.

Jorge Buxadé recordó que el pasado jueves, el líder de Vox, Santiago Abascal acudió a Galicia para iniciar la precampaña y se enfrentó a los gritos de “vais a acabar en las cunetas” durante el acto de presentación. “Eran los mismos movimientos de antifas, los que han metido en el caos y violencia en siglos de civilización”, algo que Vox, asegura, no van a permitir en estos comicios. “Confiamos que los partidos y los medios de comunicación garanticen esas elecciones y no se escuden en buenos y malos; convirtiendo en malos a las víctimas y a los agredidos”. En el caso de que los partidos no quieran adherirse, Vox dejará constancia de ello y aseguró que, por tanto, “no creen en la libertad y en los procesos electorales libres”, dijo Buxadé. Aunque “no necesariamente” se harán cómplices de lo que ocurra en los actos ya que de ello dependen las delegaciones competentes y organismos públicos que tienen dicha competencia, pero sí constatará la “responsabilidad moral” de no haber mostrado una solidaridad con 3.700.000 españoles.

Vox retoma la campaña en Galicia y País Vasco con la expectativa de poder entrar en ambos parlamentos e incluso ser decisivos. En la tierra de Abascal apuestan por lograr entrar al menos en Vitora y Bilbao, dos tierras en las que podrían arañar escaño de los populares. También quieren arrancar algún diputado en Galicia para así convertirse en clave y “vigilar” al presidente de la Xunta y candidato del PP, Alberto Núñez Feijóo. Aunque Buxadé no quiso adelantar ni la estrategia del partido ni tampoco quién dirigirá la campaña, pero sí que indicó que sería el órgano de dirección del partido. Sin embargo, es posible que el propio Abascal, por su vinculación gallega por parte de madre y porque el País Vasco es su tierra natal tenga una implicación especial hasta el punto de ser quien marque la estrategia.

Contra el "nacionalismo excluyente” de Feijóo

Buxadé, ha criticado que el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, pida restricciones a la movilidad en aquellos territorios con peor situación epidemiológica y ha lamentado que haya caído en el discurso del “nacionalismo excluyente”. Reconoció su “alarma” por las palabras del presidente gallego y pidió mecanismos para controlar la libre circulación. “Los españoles tenemos todo el derecho a circular y residir en todo el territorio nacional sin restricción alguna”, ha defendido señalando la contradicción que supondría que madrileños o catalanes pudieran viajar a Bruselas o a Berlín pero no a Santiago de Compostela o La Coruña.

A su juicio, esta postura es síntoma de la “insolidaridad” que se está fomentando en España y que convierte a los presidentes autonómicos en “pequeños caudillos de sus reinos de taifas”. “Yo soy catalán y ahora resido en Madrid, para Feijóo yo soy un doble apestado”, criticó Buxadé.