Rebelión contra Delgado: “Es vergonzoso que no se consulte a la cúpula fiscal”

Malestar entre los fiscales por el informe en el que inadmiten las querellas contra el Gobierno por su gestión en la pandemia de Covid-19

El informe del teniente fiscal del Tribunal Supremo y número 2 de la Fiscalía, Luis Navajas, donde además de solicitar la inadmisión de la veintena de querellas interpuestas contra el Gobierno por su gestión de la pandemia del Covid-19 elogia la gestión del Ejecutivo, ha causado un serio malestar entre no pocos fiscales; no tanto por el fondo del dictamen en sí, sino por el hecho de no haber consultado a la Junta de Fiscales de Sala, la cúpula fiscal, para unificar criterio, y de verter en su dictamen «frases que parecen más de un abogado defensor que de un fiscal», sostienen fuentes fiscales consultadas por LA RAZÓN.

En este sentido, el principal reproche que se realiza a la Fiscalía General es el hecho de no haber convocado la junta de fiscales de Sala, algo reclamado tanto a nivel asociativo por la Asociación de Fiscales como por otros miembros de la carrera a título particular. «Se lo reclamamos porque era un tema más relevante, el más importante a nivel judicial que ha tenido España después del procés, pero nada, no se nos ha escuchado y ha preferido –en referencia a Luis Navajas– ampararse en la Secretaría Técnica», al frente de la cual se encuentra Álvaro García, ex dirigente de la UPF y de la máxima y total confianza de la fiscal general del Estado, Dolores Delgado. «Es una pena que el teniente fiscal, Luis Navajas, se jubile así, porque habría sido mejor para todos que contase con el criterio» de «los mejores», en alusión a quienes forman parte de la Junta de Fiscales de Sala.

Se trataba con esa petición de «dotar argumentos de fiscales muy preparados» que le sirviesen para unificar criterios, «y después, lógicamente, actuaría con total libertad, pero, al menos, contaría con la opinión» de esos fiscales.

Sobre el fondo del informe, se viene a coincidir en que «posiblemente, la mayoría avalaría la decisión adoptada, de informar en contra de la admisión», pero, en cambio, «no debería haber incluido algunas frases, porque parece y da la apariencia de que hemos actuado como abogado del Gobierno y no un abogado muy bueno».

Esta crítica final está relacionada con algunas frases relativas a valorar la gestión «idónea» del Gobierno o descargar la responsabilidad de casi todo en las comunidades autónomas. «Se debería haber limitado a informar sobre si procedía o no la admisión de las querellas, pero no realizar juicios de valor», se sostiene al respecto.

En el dictamen de la Fiscalía se sostenía que la gestión del Gobierno fue «idónea y razonable para contener la pandemia del Covid», y que, por contra, no había dato alguno que indicara que el Ejecutivo hubiese realizado ninguna actuación para «evitar los desgraciados efectos» producidos por la misma.

Por otro lado, en los próximos días se espera que la Fiscalía presente ante el Supremo respecto a la treintena de denuncias contra el Gobierno.