El inspector de la Caja B declaró que un excargo de Cospedal accedía a sus informes

Manuel Morocho incluyó en un anexo de un oficio policial los nombres de los perceptores de sobresueldos del Partido Popular

Thumbnail

El inspector jefe responsable de la investigación policial de los casos “Gürtel” y de la “Caja B” del PP declaró este martes ante el juez que instruye la “operación Kitchen” que el exjefe de seguridad de María Dolores de Cospedal en el Gobierno de Castilla-La Mancha Andrés Gómez Gordo “tenía acceso” a los informes secretos sobre ambos procedimientos “antes de que se enviaran al juez” Pablo Ruz, según consta en la grabación del testimonio que prestó en la Audiencia Nacional.

Gómez Gordo, quien dejó el cargo del Gobierno castellanomanchego para integrarse en la Dirección Adjunta Operativa (DAO) liderada por Eugenio Pino, imputado en el caso, “criticaba públicamente” los informes de “Gürtel”: “Trató de colocarme a un funcionario de su sección. [...] Yo me negué porque sabía que era una maniobra”, prosiguió Morocho, quien destacó que también recibió una llamada de su jefe, el comisario Manuel Vázquez en la que le pidió que quitara el nombre del marido de Cospedal, Ignacio López del Hierro, como pagador de la Caja B del PP.

La cadena de mando

En otro momento de su declaración, el inspector Morocho, que volverá a declarar hoy como testigo en la Audiencia Nacional, explicó que la cadena de mando le impidió incluir el nombre de Mariano Rajoy y otros excargos del PP en sus oficios sobre los sobresueldos abonados con la Caja de Bárcenas.

Desde el que entonces era comisario general, el señor Losada; Manuel Vázquez, jefe de Unidad; el señor Gudiña, jefe de Brigada; y los dos jefes de sección. Las reuniones eran colectivas y en ellas se me conminaba, se me compelía, a que cambiara, quitara, determinadas cuestiones que yo ponía a nivel indiciario. Y lo único que hacía era cumplir lo que el magistrado nos pedía, que era analizar unos documentos y exponer lo que allí aparecía”, declaró Morocho.

Incluyó los nombres en un Anexo

Por su parte, el magistrado Manuel García Castellón preguntó al inspector si debido a la imposibilidad de incluir los nombres de los perceptores del PP en sus informes, esa información “no le llegó al juez”, a lo que Morocho contestó: “Le llegó en un Anexo, es decir la transcripción de los documentos [papeles de Bárcenas] estaba e hicimos una tabla sumatoria de todo lo percibido, pero en el cuerpo no se incluyó. El juez, si lee únicamente el contenido del informe, no tenía conocimiento de quienes eran realmente los perceptores”.

Thumbnail

Sin embargo Morocho, de acuerdo con el magistrado Pablo Ruz, le suministró “la documentación oficial, por lo que tenía que decirle al juez: esto es lo que me han obligado a quitar, y esto es mi percepción, o esto no lo he puesto aquí y lo he tenido que poner en allí, en el Anexo, porque me impedían ponerlo. Entonces el juez tenía conocimiento subrepticio de aquello que yo no podía aflorar en el cuerpo del informe. Entre ello la identificación plena de estas personas”, concluyó este inspector, que de esta forma confirmaba la información publicada por LA RAZÓN sobre el denominado Anexo V del informe de 29 de abril de 2013 sobre la Caja B.