Desde Aragón

Pilar Alegría: La posible sucesora de Lambán

Diplomada en Magisterio, deja la delegación del gobierno de Aragón

Foto de archivo de la delegada del Gobierno de España en Aragón, Pilar Alegría.EUROPA PRESS  (Foto de ARCHIVO)06/12/2014
Foto de archivo de la delegada del Gobierno de España en Aragón, Pilar Alegría.EUROPA PRESS (Foto de ARCHIVO)06/12/2014 EUROPA PRESS EUROPA PRESS

La futura ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, es la actual delegada del Gobierno en Aragón. Regresa a la política nacional y su nombramiento como ministra no sorprende tanto ya que, por un lado, ha sido ella la encargada redactar la ponencia de Educación del 40º Congreso Federal del PSOE que se celebra el próximo mes de octubre, por otra, suena en las quinielas para suceder Javier Lambán.

Es Diplomada en Magisterio, especialidad Educación Primaria por la universidad de Zaragoza, y Máster Universitario en Estudios Avanzados en Educación Social por la Universidad Complutense.

Alegría fue diputada por Zaragoza en el Congreso de los Diputados entre 2008 y 2015 y miembro de la Ejecutiva Federal entre 2008 y 2012. Además, entre 2015 y 2019 fue Consejera de Innovación, Investigación y Universidad del Gobierno de Aragón. Desde julio de 2019 y hasta febrero de 2020 fue portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza. Nació en 1977 y es madre de un hijo.

Será la sucesora de Isabel Celaá, que llegó al Gobierno en junio de 2018 tras la moción de censura y se va tras aprobar la enémsima ley de Educación que se materializó pese a las discrepancias con parte de la comunidad educativa y es además conocida con el apellido de su impulsora. Con una buena relación con Pedro Sáchez, cosas de la vida, no siempre fue así. Cuando en 2017 se celebraron las primarias en el PSOE que enfrentaron a Susana Díaz con Patxi López y Pedro Sánchez, la aragonesa apostó por la andaluza y se convirtió en su apoyo en la comunidad aragonesa. También apoyo a Eduardo Medina, que perdió en 2014 contra Sánchez.

Con un marcado perfil político, se afilió a UGT a finales de los 90. Al poco tiempo, hizo lo propio en el PSOE. «Fue en mi época de estudiante universitaria. Al llegar a la universidad, es cuando empiezas a sentir curiosidad por el funcionamiento de las cosas y conoces más de cerca el tejido asociativo y los movimientos estudiantiles. Así fue en mi caso ya que no provengo de una familia de tradición política», aseguró en una entrevista en Actualidad Empresarial. Es también ahí donde asegura que entre sus aficiones se encuentra viajar, compartir momentos con sus amigos así como la música indie.

Su llegada al ministerio no va ser nada fácil. La polémica Ley de Educación de la ministra saliente todavía tiene por delante su recorrido en el Congreso donde todo apunta a que las discrepancias entre la oposición y el gobierno harán que su debate sea convulso. Será la encargada, en este sentido, de defender la Educación Pública pero lo hará con su vida personal en contra ya que la nueva ministra lleva a su hijo a un colegio privado. Su nombramiento también llega con polémica porque, según el coordinador de Izquierda Unida en Andalucía, pese a que en su curriculum dice que, es que licenciada en Magisterio, no consta que haya ejercido como tal, ya que no hay rastro sobre su actividad educativa.

Con este nombramiento, Pedro Sánchez da entrada en el gabinete a perfiles con peso político a los que quiere reforzar de cara al futuro del partido ya que Alegría esta considerada uno de los valores al alza dentro del partido.