Álvarez de Toledo pide perdón por haber aceptado el nacionalismo "como animal de compañía"

La cabeza de lista del PP por Barcelona reúne a Vidal-Quadras y fundadores de Cs en un acto de campaña

La cabeza de lista del PP al Congreso por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, ha homenajeado este sábado en Barcelona a la "resistencia constitucionalista"en Cataluña

«Hoy vengo a hacer tres cosas: primero, a dar las gracias; segundo, a pedir perdón; y, tercero, a asumir un compromiso». Así se ha presentado Cayetana Álvarez de Toledo, candidata del PP por Barcelona, en un acto ante el recuperado Alejo Vidal-Quadras –líder de la formación antes del pacto del Majestic y ex dirigente de Vox– y varios miembros del núcleo fundador de Ciudadanos. Un acto con aroma a conjura en pleno arranque de campaña hacia el 10-N. Y entonces, en un discurso contundente, Álvarez de Toledo ha pedido perdón por dejar «desamparados» a los constitucionalistas en Cataluña ante el nacionalismo.

«Y no se pide perdón en genérico ni se pide perdón en nombre ajeno. Eso es muy fácil. Yo pido perdón en nombre del Partido Popular. Hemos sido anticatalanes. Profundamente anticatalanes. Porque aceptamos nacionalismo como animal de compañía. Porque le entregamos todo el poder. las aulas, los medios», ha proseguido la candidata «popular» tras asegurar que «ningún grupo humano, desde 1978 en España, ha sufrido mayor desamparo que los constitucionalistas en Cataluña». «Ni los demócratas vascos», ha apuntado.

Una autocrítica clara, que ya había dejado ver un rato antes el líder del partido en Cataluña, Alejandro Fernández, en su discurso, y que sirvió a Álvarez de Toledo para comprometerse a liderar el constitucionalismo. «Tenemos que hacer de esta mitad de Cataluña el germen de una nueva Cataluña. Ese proceso va a ser largo y duro. Pero hay que empezar ya». Y a su juicio, la receta pasa por dotar a los constitucionalistas de «presencia, poder y presupuesto».

La dirigente «popular» también ha cargado contra Pedro Sánchez y el Gobierno en funciones, al que emplazó a explicar cómo tiene previsto garantizar el «orden democrático» no sólo el día de las elecciones –frente a las protestas que ya hay convocadas para la jornada de reflexión, por ejemplo– sino también de esa jornada «en adelante».

En este sentido, Álvarez de Toledo criticó con dureza al independentismo, del que dijo que «ha fracasado» y que ahora «solo queda la violencia». «El constitucionalismo dejará de ser la resistencia para convertirse en una política de Gobierno y también de Estado», zanjó.

El acto, celebrado en la segunda jornada de campaña electoral bajo el título «Homenaje a la resistencia en Cataluña», ha contado con la presencia de intelectuales que participaron en la creación de Cs, como Arcadi Espada, Félix Ovejero o Teresa Giménez Barbat, así como ex diputados del «partido naranja» como José Domingo y Antonio Robles. También ha estado el ex dirigente del PP y Vox, Alejo Vidal Quadras, y la plana mayor del partido en Cataluña.

El presidente del PPC, Alejandro Fernández, también se ha disculpado por haber cometido "errores gravísimos"en relación con el "nacionalismo catalán"y ha instado a reconocer estos fallos "sin excusas ni paños calientes".

"Muchos avisaron y dijeron que se estaba cediendo demasiado y fueron tratados como 'frikis', excéntricos e incómodos en la era de vino y rosas de los años 90", ha sostenido, antes de subrayar que ahora "toca pedirles perdón".

Unas palabras que le han valido el reconocimiento del cofundador de Vox, Alejo Vidal-Quadras, quien ha urgido a intervenir la autonomía de Cataluña y formar un Gobierno de concentración en el que participen todos los partidos constitucionalistas con el apoyo de la comunidad internacional para frenar al "separatismo".

El expresidente del PPC, que no milita en ningún partido desde 2015, ha admitido que será una "medida traumática y drástica", pero "insoslayable"porque, ha recalcado, España "no debe ser ni un día más el único Estado de la historia que proporciona a su peor enemigo los medios para que lo destruyan".

Durante el acto también ha participado, a través de un vídeo, el dramaturgo Albert Boadella, quien ha lamentado que "la división de la sociedad catalana haya sido trágica"y ha avisado de que los constitucionalistas quedarán "ante un inmenso ejército capitaneado esencialmente por la izquierda española que cede ante todo lo que el nacionalismo separatista está constantemente promoviendo".

Por su parte, y en tono irónico, Espada ha agradecido al nacionalismo el hecho de haberle enseñado "todo"lo que sabe y haberle permitido "desarrollar plenamente la política gamberra en la resistencia", a la vez que se ha mostrado convencido de estar "en posesión de la razón y la verdad”, informa Efe.