Ana Palacio tacha a Maroto de «miserable» por usar a Loyola

Defendió su polémica nueva residencia comparándose con Loyola de Palacio, quien también fue senadora por Segovia sin ser de allí.

Defendió su polémica nueva residencia comparándose con Loyola de Palacio, quien también fue senadora por Segovia sin ser de allí.

El polémico empadronamiento de Javier Maroto en Sotosalbos (Segovia), sigue dando de qué hablar. El portavoz del PP en el Senado se empadronó en el citado municipio un mes después de las elecciones municipales y autonómicas, cuando el PP ya sabía que le correspondía un senador por Castilla y León. Y como Maroto se quedó sin escaño por Álava tras las elecciones generales de abril, se decidió situar su residencia en el domicilio de un empresario.

Pero el culebrón no se ha quedado ahí y ayer, en una entrevista que el senador popular concedió a Abc, no dudó en compararse con la ex ministra popular fallecida Loyola de Palacio para defender su movimiento y negar un posible fraude. «Hay un antecedente, que es Loyola de Palacio, pero yo no estoy a su altura. Era una vasca de nacimiento como yo, que fue diputada por Segovia y querida como segoviana, y trabajó por todos los segovianos».

«Falta a la verdad»

Una respuesta que no gustó nada a Ana Palacio, la hermana de la ex ministra de Agricultura. Por este motivo, la ex titular de Asuntos Exteriores con el PP hasta el año 2004, no dudó en criticar a Maroto por sus palabras. Lo hizo en su cuenta de Twitter, donde aseguró que el senador «falta a la verdad y lo sabe».

«Loyola fue Senadora y Diputada por Segovia, ganando las elecciones siempre, y en buena lid. Nada más lejos de su carácter y trayectoria que la conducta que origina la pregunta. Y de miserable sería enturbiar su memoria para propio provecho».

Pero, además, Maroto aseguró que Loyola de Palacio era «vasca de nacimiento», cuando en realidad nació en Madrid.

Desde que se conoció que Maroto se empadronó en Sotosalbos para lograr ser senador y portavoz como fuese, el popular no ha hecho más que defender la legalidad de su nueva residencia, concretamente en la casa de un alto directivo de la empresa Accenture y que también tiene negocios en el sector cárnico.

Y es que el empadronamiento es una condición indispensable para poder obtener la condición de vecindad que le permitiese ser propuesto como senador, lo que provocó fuertes críticas, entre ellas, en el PSOE, formación que desde el primer minuto reclamó que se declarase nulo dicho empadronamiento.

El senador popular defendió, ante las críticas de la oposición e incluso dentro del partido en privado, que se había alquilado una casa en Sotosalbos, donde se le iba a ver mucho. Incluso afirmó que su expediente de empàdronamiento «es un documento conforme a la ley» y «lo ha visto todo el mundo», incluido un concejal socialista en la localidad segoviana.