Ashton nombra a Bernardino León, enviado especial de la UE en Libia

La Alta Representante de la UE para la Política Exterior, Catherine Ashton, nombró hoy al diplomático español Bernardino León como enviado especial para Libia, de quien subrayó su amplia experiencia en la región y en el mundo árabe.

La Alta Representante de la UE para la Política Exterior, Catherine Ashton, nombró hoy al diplomático español Bernardino León como enviado especial para Libia, de quien subrayó su amplia experiencia en la región y en el mundo árabe.

León, según dijo Ashton en un comunicado, "facilitará, coordinará y reforzará las acciones de la Unión Europea (UE) en apoyo del pueblo libio en un momento crítico para el país".

La jefa de la diplomacia europea subrayó que el exsecretario de Estado de Exteriores español "es un diplomático experimentado con una amplia experiencia en la región, que ha dedicado buena parte de su carrera al mundo árabe".

Desde junio de 2011 era el representante especial de la UE para la región del Sur del Mediterráneo y con anterioridad fue el representante español para el G20.

"Con esa gran experiencia y conocimiento de la región, Bernardino León está perfectamente capacitado para esta tarea desafiante", agregó Ashton.

Subrayó su confianza en que así los europeos serán "más efectivos en el apoyo a Libia en su transición hacia una sociedad democrática que permita realizar las aspiraciones del pueblo libio".

"La Unión Europea sigue comprometida con desempeñar un papel clave en ese proceso y en reforzar nuestra asociación con Libia en estos momentos desafiantes", señaló en el comunicado.

También dijo que la UE "está profundamente preocupada por el significativo deterioro de la situación política y de seguridad en Libia y ha condenado repetidamente la violencia en el país, incluyendo los últimos enfrentamientos en Bengasi".

La alta representante de la UE pidió a la comunidad internacional que refuerce los compromisos solidarios hechos en marzo pasado, durante una conferencia internacional de donantes celebrada en Roma, ante las urgentes necesidades del pueblo libio.

"La UE sigue plenamente comprometida en apoyar a Libia y pide a su Gobierno y al Congreso Nacional que trabajen de forma conjunta y dentro del marco de la Declaración Constitucional, para lograr una transición política pacífica y democrática", agregó en su comunicado.

León, de 49 años, es diplomático desde 1989 y ha prestado sus servicios en la secretaría de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, así como en las embajadas de España en Liberia, Argelia o Grecia, entre otros cargos oficiales.

También ha desempeñado distintas misiones especiales en África Subsahariana, como en 1990, durante la guerra civil en Liberia y la crisis de Zaire, y en 1997, en Ruanda, tras el asesinato de tres cooperantes españoles.

Un año después fue nombrado jefe de gabinete y portavoz del Representante Especial de la UE para el Proceso de Paz de Oriente Próximo, Miguel Ángel Moratinos, puesto que ocupó hasta 2001, en que asumió la dirección de la Fundación hispano-marroquí "Tres Culturas del Mediterráneo".

En 2004 el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero le nombró secretario de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica, en el Ministerio de Asuntos Exteriores dirigido entonces por Miguel Ángel Moratinos.

En 2008 fue designado Secretario General de la Presidencia, con la tarea de coordinar y organizar la actividad del jefe del Ejecutivo y en noviembre de 2010, copresidente de la unidad permanente creada en Presidencia para coordinar las iniciativas españolas en el G20, una vez consolidada su presencia en este foro, y la aplicación de sus resultados.

Desde 2011 ha sido el enviado especial de la Unión Europea para la región del sur del Mediterráneo.