Así ha quedado la basílica del Valle de los Caídos tras la exhumación de Franco

Moncloa difunde seis fotos de la basílica. Cuelgamuros vuelve a ser visitable una vez tapado el lugar de la sepultura

A la derecha, el estado actual y antes de la exhumación de Franco/Efe
A la derecha, el estado actual y antes de la exhumación de Franco/Efe

La Secretaría de Estado de Comunicación ha difundido este lunes varias fotografías del interior de la basílica del Valle de los Caídos tras las obras realizadas para reponer el solado que ocupaba la tumba de Francisco Franco

Después de estar cerrado por el Gobierno desde el 12 de octubre, el Valle de los Caídos podrá visitarse de nuevo a partir de las 10:00 de la mañana de hoy, una vez han terminado los trabajos en el pavimento sobre el lugar donde se encontraba la tumba de Franco, exhumado el pasado jueves. Lo anunciaba ayer la Secretaría de Estado de Comunicación, que difundió seis fotografías del interior de la basílica.

En las imágenes se aprecia el estado actual del espacio a la espera del pulido final de las losetas, y su comparación con la imagen anterior a la exhumación de Franco. En alguna de las fotos se observan empleados de limpieza, con cubos y fregonas y cómo el suelo está a la espera del último acabado.

Una vez sacado el féretro con los restos de Franco, los operarios cubrieron el hueco –abierto en 1975– con mortero y ladrillo y colocaron encima losas de mármol negro idénticas a las existentes a ambos lados de la sepultura. Ahora es imposible distinguir, salvo si se conoce la ubicación original, dónde se encontraba exactamente la piedra de 1.500 kilos que cubría la sepultura. Losa colosal llevada a paradero desconocido por el Gobierno para evitar nostalgias franquistas.

El Valle de los Caídos ha permanecido cerrado al público desde el 12 de octubre para preparar los trabajos de exhumación terminados el día 24 en El Pardo.

El último fin de semana de septiembre, última fecha de la que se conocen datos, el monumento recibió 3.221 visitas el sábado 28 y 3.329 el domingo 29 de septiembre. El total de visitantes en septiembre fue 30.130 personas.

Cerca de 400.000 personas visitaron en 2018 –un 33,75% más que el año anterior– el Valle de los Caídos, un monumento administrado por Patrimonio Nacional que recibe al año 1,5 millones de euros por la venta de entradas, cuya tarifa general es de 9 euros por persona. Según comprobó ayer este periódico, es posible comprar entradas por internet, aunque alguna fuente indicaba que el cupo estaba cerrado.

Frente al altar mayor de la basílica reposan los restos de José Antonio Primo de Rivera, fundado de la Falange, quien según el informe de la comisión de expertos creada por Zapatero en 2011, no puede estar en un lugar preeminente con respecto al resto de los más de 34.000 ciudadanos allí enterrados, 18.000 de ellos republicanos. Suyo será probablemente el siguiente capítulo en Cuelgamuros.