El Rey, tras hablar con Sánchez, decide no proponer un candidato hasta que haya acuerdo

Zarzuela ha hecho público un comunicado en el que explica su intención de dar tiempo a los partidos. De no avanzar las negociaciones se adelanta la posibilidad de disolver las Cortes y convocar elecciones. Felipe VI aplaza sus vacaciones y no se trasladará a Palma de Mallorca hasta mediados de la próxima semana

Zarzuela ha hecho público un comunicado en el que explica su intención de dar tiempo a los partidos. De no avanzar las negociaciones se adelanta la posibilidad de disolver las Cortes y convocar elecciones.

Felipe VI ha decidido no celebrar inmediatamente una nueva ronda de consultas con los líderes políticos para, de esta manera, dar más tiempo a los partidos para que acerquen posturas de cara a dotar a España de un Gobierno estable. Zarzuela ha hecho público un comunicado en el que se explica que «Su Majestad ha comunicado a la Señora Presidenta del Congreso su decisión de no iniciar, por el momento, nuevas consultas con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria, de manera que las formaciones políticas puedan llevar a cabo las actuaciones que consideren conveniente a los efectos de lo previsto en el artículo 99 de la Constitución».

El comunicado se ha hecho público poco después de que la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet abandonara el Palacio de la Zarzuela tras informar al Jefe de Estado del fracaso del debate de investidura que concluyó ayer con una segunda votación contraria a Pedro Sánchez. Se ha tratado de un encuentro protocolario en el que la tercera autoridad del Estado transmite a la primera el punto en el que se encuentra el juego institucional encaminado a la formación de Gobierno.

Más tarde trascendió que después de que Batet abandonara Zarzuela se produjo una reunión entre el presidente del Gobierno en funciones, Pero Sánchez, y el Rey. Ha sido la vicepresidenta Calvo la que ha informad de este extremo durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministro celebrado en Moncloa esta mañana. Calvo ha afirmado que esta reunión forma parte «de la normalidad» de los despachos entre el presidente y el jefe del Estado, aunque en esta ocasión «obviamente» han incluido en su conversación el rechazo del Congreso de los Diputados a la elección de Sánchez como presidente. Calvo ha insistido en la «normalidad y transparencia» de la audiencia. «Pedro Sánchez ha sido el candidato que fue designado para presentarse a una investidura y parece razonable que durante el despacho reflexionen sobre el encargo y la disposición que tuvo el candidato socialista para cumplir con ese encargo», ha subrayado.

Sea como fuere al final se ha confirmado lo que se venía anticipando: Zarzuela ha seguido el mismo patrón que en el caso de la primera investidura de Sánchez. En 2016 se optó por conceder a los partidos políticos 6 semanas para que acercaran posiciones y volverá a suceder lo mismo en esta ocasión aunque en el comunicado de Zarzuela no se especifica cuanto tiempo transcurrirá hasta que los líderes políticos vuelvan a visitar Moncloa.

Lo que si especifica el comunicado es que Felipe VI mantendrá «un contacto regular y permanente» con la presidenta del Congreso» en el que se tratará de todo lo relativo al artículo 99 de la Constitución, es decir, al papel de la Jefatura del Estado en el procedimiento de la formación de Gobierno.

En el punto quinto y último de la nota de Zarzuela se comunica en cualquier caso la intención del Rey de, antes de que finalice el plazo de dos meses que estipula la Constitución, volver a celebrar una ronda de consultas «con la finalidad de constatar si, de la disposición que le trasladen los representantes de los grupos políticos con representación parlamentaria, Su Majestad puede proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno que cuente con los apoyos necesarios para que el Congreso de los Diputados, en su caso, le otorgue su confianza; o, en ausencia de una propuesta de candidato, proceder a la disolución de ambas Cámaras y a la convocatoria de nuevas elecciones generales».

El procedimiento está siguiendo, por tanto, el que ya se siguió en circunstancias análogas en 2016, cuando se dio a los partidos 6 semanas después de las cuales no hubo progresos en las negociaciones y se convocaron nuevas elecciones. La legislatura fallida de entonces provocó que España no volviera a tener Gobierno hasta 5 meses después, los que pasaron desde abril a octubre de 2016, cuando Rajoy logró ser investido gracias a la abstención del PSOE.

La Casa Real ha publicado asimismo la agenda de actividades de Su Majestad el Rey durante la próxima semana, que incluye un viaje a Túnez mañana mismo para asistir al entierro de recientemente fallecido presidente tunecino Beji Caïb Essebsi. Tanto Don Felipe como Doña Letizia permanecerán en Madrid el lunes y martes de la semana que viene donde tienen diversas audiencia entre las que cabe destacar las que el Monarca mantendrá con el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, el presidente de la Ciudada Autónoma de Ceuta, Juan Jesús Vivas, y el presidente del Gobierno de Asturias, Adrián Barbón. Sin embargo el próximo fin de semana la Familia Real se encontrará en Palma de Mallorca, lugar habitual de veraneo de los Monarcas, ya que para el sábado 3 de agosto está previsto que Felipe Vi presida la entrega de premios de la Copa del Rey de vela.

Comunicado íntegro de Zarzuela