Bildu será «interlocutor prioritario» del PSOE en el gobierno de Navarra

Un documento enviado a las bases revela que los abertzales pactan para «tener capacidad de decidir y de inclinar la balanza».

La candidata socialista, María Chivite
La candidata socialista, María Chivite

Un documento enviado a las bases revela que los abertzales pactan para «tener capacidad de decidir y de inclinar la balanza».

EH Bildu dio ayer su bendición al pacto que abrirá a la socialista María Chivite la presidencia del Gobierno de Navarra. Los abertzales justifican su decisión de facilitar el gobierno del Partido Socialista de Navarra dando a entender que contarán con la llave de la gobernabilidad y que adquirirán «capacidad de incidir y de inclinar la balanza». Además afirman que el PSOE tienen claro que serán «interlocutores prioritarios» del Ejecutivo liderado por Chivite.

Así lo trasladó ayer sábado en una nota la Mesa Política de la formación abertzale, «refrendada» por la dirección del partido, ante la votación «vinculante» de la militancia para definir el sentido del voto del grupo parlamentario abertzale. EH Bildu suma 7 votos de los 50 del Parlamento, y su abstención es necesaria para que el nuevo cuatripartito de PSN (11), Geroa Bai (9), Podemos (2) e I-E (1), que ha acordado un programa de gobierno, consiga que sus 23 apoyos sirvan contra los presumibles 20 en contra de Navarra Suma (plataforma conformada por UPN, PP y Ciudadanos) para la investidura de Chivite.

Entre las claves que ha barajado la dirección de EH Bildu a la hora de fijar su posición está su convicción de que «hay que evitar la recomposición del Régimen tal y como lo hemos conocido».

Pese a criticar la «ambigüedad» y las «generalidades y poca concreción» que destila el acuerdo programático alcanzado por PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E, EH Bildu advierte, como ya se apuntó, de su propia «capacidad» para «condicionar e incidir en las políticas del Gobierno», ya que, aunque no formará parte de él ni del cuatripartito que le apoye, necesitará de sus votos en el Parlamento para conseguir mayorías, informa Efe. «Eso nos daría capacidad de incidir y de inclinar la balanza en algunos temas», subraya la formación abertzale, que dice tener «claro» que asumiría el papel de oposición «sin ningún compromiso con respecto a ese Gobierno y con las manos libres para presentar las iniciativas pertinentes y tomar nuestras propias decisiones con base en nuestro programa y las necesidades de la ciudadanía navarra».

En todo caso, será la militancia de EH Bildu en Navarra la que tome la decisión final con una votación aún por convocar, en la que responderá a una pregunta «clara y concreta» sobre si el grupo parlamentario debe abstenerse o votar en contra de la investidura de la socialista como presidenta del Gobierno foral.

El PSN consultará hoy a sus afiliados si aprueban el acuerdo que ha alcanzado con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra para formar Gobierno en Navarra. Los afiliados socialistas votarán de forma presencial entre las 10 y las 18 horas y está previsto que el resultado se conozca hoy por la noche.

Por su parte, la vicesecretaria de Política Social del PP, Cuca Gamarra, pidió al PSOE que rompa de manera «inmediata» el acuerdo de Gobierno alcanzado en Navarra entre el PSN-PSOE, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra. Gamarra dijo que Sánchez no puede permitir que la abstención de Bildu sea la que le dé la presidencia del gobierno de Navarra, y exigió al PSOE que rompa el acuerdo «desde la legitimidad que da al PP haber promovido Navarra Suma, uniendo a tres partidos constitucionalistas por el bien de la Comunidad».