Burlas contra el Rey Juan Carlos al salir de una marisquería en Vigo

Un grupo de personas le gritó "¡Viva la república!"o "¡A tope sin drogas!"

Imagen del Rey emérito mientras conversaba con una vecina de Vigo
Imagen del Rey emérito mientras conversaba con una vecina de Vigo

"¡Viva la república!", "¡A tope sin drogas!"y "¿Qué tal en centollo?", fueron algunos de los comentarios que le dedicó un grupo de personas a la salida de un restaurante al que acudió con la Infanta Elena y un amigo.

El Rey Juan Carlos visitó Vigo con su hija la infanta Elena y su amigo Pedro Campos y tuvo que soportar las burlas de un grupo de personas que los abordó a la salida de una marisquería. Mientras una mujer se acercaba a él para intercambiar unas palabras, un grupo de personas que se encontraban bebiendo en la calle en un establecimiento cercano bromeaban sobre su presencia. Algunos comentaban la presencia de guardaespaldas, mientras otros coreaban "Viva la República" o "¡A tope sin drogas!».

Don Juan Carlos, acompañado de su inseparable muleta que le ayuda a desplazarse, se acercó al grupo de personas para darle las buenas noches y habló con una mujer que le dijo "un placer, un placer, que le vaya todo muy bien", para después preguntarle: "¿Cómo ha venido usted hasta aquí?". Don Juan Carlos dijo en tono de broma "andando", lo que provocó las carcajadas de los presentes.

Tras unos segundos de charla, en los que alguien le llamó "campechano", el Rey emérito comenzó a caminar hacia el coche acompañado de sus guardaespaldas y los presentes comenzaron a gritarle todo tipo de cosas que fueron desde "¡Viva la república!", "¡A tope sin drogas!"a "¿Que tal en centollo?", "¿Galicia calidade Juancar!"y "¿Dónde está Elenita? (en referencia a su hija que todavía no había salido del restaurante)".

Por suerte, otros alabaron su cercanía y corearon "¡Viva el rey!"y "¡Viva la buena gente!".