Centro-derecha: la mayoría social de España

Los españoles confiaron a este segmento ideológico la transición a la democracia y, con la excepción de los mandatos de Zapatero, las encuestas le han dado la mayoría desde 1996.

Los españoles confiaron a este segmento ideológico la transición a la democracia y, con la excepción de los mandatos de Zapatero, las encuestas le han dado la mayoría desde 1996.

La transición política española estuvo dominada por el centro-derecha, al que confiaron los españoles el tránsito de la dictadura a la Monarquía Parlamentaria. En las elecciones generales de 1977 y 1979 el centro derecha rozó el 50% del voto, con el 49,6% y 49,4%, respectivamente, siendo el partido de Adolfo Suárez el más votado y el que gobernó este periodo.

Una vez culminada con éxito la Reforma Política y con una Constitución democrática refrendada en referéndum mayoritariamente por el pueblo español, el país dio un giro ideológico produciéndose la primera alternancia política con normalidad, y el centro-izquierda liderado por el PSOE de Felipe González tomó las riendas del país durante trece años. Una crisis económica llevó al PSOE a la Moncloa en 1982, otra crisis económica, la iniciada en 1993/1994, puso fin a cuatro legislaturas consecutivas del PSOE en el gobierno. La inercia de los votantes españoles se mantuvo en las elecciones generales de 1996, el centroizquierda volvió a sumar más que el centro derecha, pero el partido más votado ya fue el PP de Aznar que consiguió la investidura, y cuatro años más tarde El PP obtendría la mayoría absoluta en las elecciones generales de 2000.

El PP vio truncada su victoria en las elecciones generales de 2004 por el 11-M. Si este hecho no se hubiera producido, Rajoy hubiese accedido a la presidencia del gobierno, relevando a Aznar. No hay más que consultar las hemerotecas previas al 11-M, todas las encuestas daban la victoria al PP por mayoría absoluta.

Estos datos demoscópicos a menudo se olvidan pero la historia de España cambió el jueves 11 de marzo. El golpe terrorista cerró el acceso de los populares al gobierno y permitió que durante dos legislaturas Zapatero se mantuviera en la Moncloa.

Pero la crisis económica iniciada en 2007-2008 expulsó al líder socialista de la Moncloa. Dando de nuevo continuidad al centro derecha en el gobierno de España, con la victoria por mayoría absoluta de Rajoy en 2011. El centro derecha consiguió en esta ocasión su mayor victoria histórica, nunca antes había conseguido aglutinar al 56,2% de los votantes. El anterior record lo ostentaba el centroizquierda en las elecciones de 1982 con el 54,4% Todo hace pensar, que sin los atentados islamistas, el PP hubiese estado gobernado el país de forma ininterrumpida desde 1996 hasta 2018, veintidós años de gobierno de centro derecha, que es la mayoría social natural de España desde 1996.

En las tres últimas elecciones generales, las de 2011 a 2016, el PP ha sido el partido más votado. Dos años después de las últimas elecciones el PP sigue siendo el primer partido nacional. Los barómetros del CIS así lo confirman. Terminaba 2017 con un centroderecha (PP+CS) en el 45,5%, frente a un centroizquierda (PSOE+Podemos) en el 43,7%. Y comenzaba 2018 con el último barómetro del CIS, que sitúa al tándem PP+CS en el 47,0%, frente al binomio PSOE+Podemos que queda en el 42,1%.

Los resultados de las elecciones de 2016, con un 49,8% del voto para el centroderecha y un 46,0% para el centroizquierda inauguran un nuevo periodo que a lo largo del último año y medio se ha mantenido, con el predominio del PP, que junto a Ciudadanos, suman más que PSOE y Podemos. En el histórico de resultados de las encuestas de NC Report para LA RAZÓN se constata que desde octubre de 2016 la suma de PP y CS no ha bajado del 48,0%. La media de este periodo ha sido del 48,6% entre ambas formaciones. Situándose en la actualidad conjuntamente en el 49,1%. Mientras que la suma de PSOE y Podemos ha mantenido durant3e este tiempo una media del 40,6%. No obstante desde la agudización de la crisis catalana los dos partidos de centro derecha nacionales han incrementado su porcentaje de voto. Su medía se encuentra desde octubre en el 49,0%, mientras que la de los dos principales partidos del centro izquierda ha bajado al 40,0%.