Política

Chivite avala el «Día del adiós» de Alsasua y el fiscal ve posible delito

Está previsto que se celebre mañana y se busca hostigar a la Guardia Civil para que abandone Navarra y el País Vasco. El juez decidirá hoy.

Está previsto que se celebre mañana y se busca hostigar a la Guardia Civil para que abandone Navarra y el País Vasco. El juez decidirá hoy.

Publicidad

Este sábado está previsto que se celebre en la localidad navarra de Alsasua el «Ospa Eguna» o «Día del adiós», enmarcado en las fiestas del municipio. La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado al juez Ismael Moreno que prohíba el acto por considerar que puede incurrir en un delito de provocación al odio y/o un delito de terrorismo. Sin embargo, la presidenta del Gobierno foral, María Chivite, no ve ningún problema en que se celebre un acto que tiene como finalidad principal la burla y el hostigamiento a la Guardia Civil. «El “Ospa Eguna” se lleva celebrando desde el año 2010, por lo tanto ha coincidido con siete años de Gobierno del PP en España y también durante cinco años de Gobiernos de UPN» y que ningún Gobierno del PP o de UPN lo prohibió.

Así, señaló, en una entrevista concedida a RNE, que no comparte «ni en el espíritu ni los fines» del «Ospa Eguna», pero precisó que «la democracia no puede prohibir un acto porque un colectivo o una asociación concreta estima que los participantes podrían cometer un delito», ya que debe ser la Fiscalía quien actué si ve que se puede cometer algún tipo de delito, «pero no antes».

Sin embargo, la Fiscalía no ha tenido que esperar a que se celebre ese acto contra la Guardia Civil para, en el informe emitido tras la denuncia presentada por Dignidad y Justicia, pedir al juez que decrete la prohibición del mismo, «por ser indiciariamente constitutivo de delito»; y que se informe de ello al Departamento de Interior del Gobierno que preside Chivite para que adopte las medidas necesarias para impedir que dicho acto se lleve a cabo, y, en caso de que se vulnere tal prohibición se identifique y ponga a disposición judicial a quienes no respeten la decisión.

Y ello, porque el Ministerio Público no tiene dudas de la verdadera finalidad de «Ospa Eguna»: «generar un ambiente de presión y hostilidad sobre los miembros de la Guardia Civil, generando un clima de terror entre sus componentes destinados en las comunidades autónomas de Navarra y el País Vasco, hasta conseguir su aislamiento social y su expulsión, al considerar a dicho Cuerpo de Seguridad “fuerza de ocupación del Estado español”». Una reivindicación histórica de la banda terrorista ETA «y que en la actualidad se sigue llevando a cabo por cierto sector de la izquierda abertzale».

Publicidad

Junto a ello, el fiscal cita a un informe de la Guardia Civil donde se destaca que el «Ospa Eguna» es el colofón anual a las «innumerables iniciativas» contra este Cuerpo, «que de modo continuo, se realizan en Alsasua».