Chivite "respetará los diferentes sentimientos identitarios"tras el acuerdo con Bildu

La candidata socialista prevé que “los gurús del desastre” se equivocarán sobre su Ejecutivo y se compromete a liderar un equipo alejado del sectarismo

Chivite, durante su discurso de investidura
Chivite, durante su discurso de investidura

La socialista María Chivite será investida mañana presidenta de Navarra gracias a su acuerdo con los nacionalistas y el apoyo de EH Bildu. Pese a ello, se ha mostrado esta mañana convencida de que "los gurús del desastre tendrán que virar de posición cuando los hechos demuestren que éste será un Gobierno en esa centralidad"y que sus propuestas "no serán ni extrañas, ni sectarias, ni pondrán en riesgo nada ni supondrán ninguna catástrofe". Así lo ha asegurado la candidata del PSN en la apertura de la sesión de investidura. Una centralidad que, a su juicio, “refleja la pluralidad pero que sabe dejar a un lado las diferencias, legítimas en democracia, para anteponer cuestiones de calado progresista que responden a una sensibilidad social mayoritaria”.

No ha eludido en su discurso las circunstancias del acuerdo a cinco bandas que permitirá su investidura ni la precaria mayoría parlamentaria que sostendrá a su Ejecutivo, en el que, ademas del PSN, se integrarán Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra. Ha destacado, no obstante, que este acuerdo entre socialistas y nacionalistas ya tiene precedentes: “El acuerdo entre la izquierda y el nacionalismo no es nuevo ni en España ni en Navarra, porque ya se da en otras instituciones y se ha demostrado eficaz cuando los actores se sitúan en la centralidad política”.

Rechazo explícito a ETA

Respecto a la hoja de ruta de su Gobierno, ha destacado que las políticas que pondrá en marcha “serán equilibradas, sensatas, razonables y razonadas, y procuraremos siempre atender al interés general, porque un gobierno es una institución que trasciende a los partidos que la conforman”. En todo caso, ha anticipado que éste “es un acuerdo de mirada larga, con una base que permitirá trabajar en el corto, medio y largo plazo”. Chivite ha querido subrayar que trabajará por articular consensos “día a día”, al tiempo que se ha comprometido a actuar “sin rencor”, a pesar de lo que han tenido “que escuchar y vivir en todo este tiempo de trabajo hasta llegar aquí”.

Respecto a ETA, la candidata a la Presidencia navarra ha destacado que la banda se disolvió hace año y medio y que, hasta llegar a ello, se han producido “casi mil asesinatos y un terror político que debe quedar en la memoria pero también debe contar con el rechazo explícito y el reconocimiento del daño por parte de quienes tuvieron responsabilidad en ese camino que nunca debió emprenderse”.

La democracia, ha añadido Chivite, “se tiene que fortalecer y el compromiso ético y el reconocimiento de los errores cometidos serán bienvenidos por una sociedad que demanda de sus representantes claridad y rotundidad en la condena y el rechazo del terrorismo, del fascismo, de las actitudes antidemocráticas y de la violencia”.