Política

De Juana Chaos llegó a Venezuela en el mes de junio

El etarra, que, de ser localizado, debe ser detenido por Interpol en virtud de una orden de la Audiencia Nacional, entró ilegalmente en el país. Pese a su condición de fugitivo pasea con impunidad por la localidad de Lechería sin temor a ser arrestado por las fuerzas de seguridad venezolanas

La Euskal Etxea (Casa Vasca) de Anzoátegui, en la fotografía, está, precisamente en Lechería y ha sido centro de reunión de los etarras de la zona
La Euskal Etxea (Casa Vasca) de Anzoátegui, en la fotografía, está, precisamente en Lechería y ha sido centro de reunión de los etarras de la zona

El etarra José Ignacio de Juana Chaos se esconde en Venezuela desde hace, al menos, seis meses, según fuentes conocedoras del asunto consultadas por LA RAZÓN. Al tratarse de una persona reclamada internacionalmente, se da como seguro que utilizó documentación falsa, lo que, en casos parecidos, ha supuesto la expulsión del país caribeño de miembros de la banda terrorista.

Sin embargo, hasta el momento no se tienen noticias de que las autoridades venezolanas hayan iniciado algún tipo de operación para tratar de localizar al antiguo responsable del «comando Madrid». Esta célula perpetró algunos de los atentados más sanguinarios, entre ellos el coche bomba contra un autobús de la Guardia Civil en la Plaza de la República Dominicana, que costó la vida a doce agentes.

De Juana podría encontrarse en alguna localidad de la zona de Cumaná, en el estado de Sucre, en la que tradicionalmente se han escondido varios etarras, entre ellos Miguel Ángel Aldana, «Askatu», un peligroso pistolero con numerosos asesinatos a sus espaldas. Además, en esta parte de Venezuela los terroristas montaron en su día negocios relacionados con la pesca, y llegaron a suministrar productos del mar a importantes redes de centros comerciales. El estado de Sucre es vecino del Anzoategui, en una de cuyas localidades, Lechería, famosa por el turismo de alto nivel, fue visto De Juana recientemente, tal y como ha publicado LA RAZÓN.

Lo que parece claro es que el etarra, que vive con su mujer y que, al parecer, está embarazada, se mueve por esta zona de Venezuela. La Euskal Etxea (Casa Vasca) de Puerto de la Cruz- Barcelona (Anzoategui), se encuentra precisamente en Lechería y ha sido punto de reunión de los etarras residentes en la zona.

Cumbre etarra

En su momento, con motivo de investigaciones periodísticas que denunciaban su presencia en Venezuela y los negocios de los que disponían, llegaron a celebrar una «cumbre» para decidir las medidas que adoptarían en caso de que alguien osara «molestarles» de nuevo.

El antiguo jefe del «comando Madrid» es un auténtico experto en la clandestinidad, capaz de permanecer durante meses oculto en un lugar sin moverse. El hecho de que pudiera trasladarse, sin ser detectado, desde Irlanda a Venezuela es una prueba de hasta qué punto domina los medios para moverse por el mundo, pese a estar reclamado internacionalmente. Por ello, el hecho de que se dejara ver, con aires de impunidad en un centro comercial de Lechería, demostraría que cuenta con algún tipo de compromiso de que no va a ser detenido.

La política de Venezuela con los etarras que llegan ilegalmente ( y De Juana ha tenido que entrar ilegalmente, dado que la Interpol tiene una orden, emitida por la Audiencia Nacional española, para detenerle) es devolverlos al lugar desde el que salieron. Así ocurrió con tres miembros de la banda, que fueron expulsados a Cuba, de donde procedían, aunque ahora están en Francia.