Detenida en Turquía una española que iba a unirse al Estado Islámico

En 2014, la Guardia Civil detuvo en Turquía a Samira Yerou, que viajaba también con su hijo español a Siria
En 2014, la Guardia Civil detuvo en Turquía a Samira Yerou, que viajaba también con su hijo español a Siria

La pareja había abandonado España el pasado mes de octubre junto a su bebé de 14 meses con la intención de unirse a la organización yihadista.

Una pareja formada por una ciudadana española y un ciudadano marroquí, que habían residido en Melilla, ha sido detenida en Turquía, cuando trataba de volver a Siria, en donde habían estado ya, para continuar con sus labores en el Estado Islámico, el DAESH, según han informado fuentes del Ministerio del Interior.

Los investigadores tratan de determinar las razones por las que la pareja se encontraban en territorio turco temporalmente. Se cree que la la banda terrorista les podría haber asignado algún tipo de misión y que se hallaban a la espera de recibir apoyo logístico y económico.

Entre estas labores podría estar la de facilitar el paso de la frontera a nuevos yihadistas, aunque este extremo no ha sido confirmado oficialmente. Una pareja con un bebé pasa más inadvertida que un hombre o una mujer de entre 20 y 30 años, que deambulan por las calles de Estambul, y se alojan en hoteles de escasa calidad hasta poder establecer contacto con los que les ayudarán a llegar a Siria.

Los arrestos han sido posibles gracias a las investigaciones que ha realizado la Comisaría General de Información (CGI) de la Policía Nacional española, que ha llevado a cabo una intensa tarea de investigación y de seguimiento operativo hasta localizar en Turquía a los ahora arrestados.

Se trataba de una operación complicada, ya que no es habitual que los que llegan a Siria hagan el viaje de regreso, salvo para volver a sus países de origen, bien porque están desencantados después de conocer la realidad del Estado Islámico o porque los cabecillas de la organización criminal les han asignado misiones operativas en dichos países.

La pareja había abandonado España el pasado mes de octubre. Ambos realizaron el viaje junto a su hija, un bebé de tan sólo 14 meses. Es habitual que las parejas que tienen hijos y deciden incorporarse a la banda yihadista viajen con ellos con la finalidad de que, a partir de ese momento, sean formados por el propio DAESH, en la interpretación más rigurosa de ley coránica, la «sharía».

Este grupo terrorista trata por todos los medios de que, además de los niños que nacen en el territorio que han conquistado, otros, a ser posible de una edad entre los 14 y los 18 años, lleguen hasta Siria e Irak con el fin de formarlos ideológica y militarmente. Se trata de una franja de edad necesaria para, según sus planes, se desarrolle esta instrucción con eficacia.

Esta nueva detención ha sido posible gracias a la estrecha colaboración mantenida entre la CGI y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) con los Servicios de Inteligencia de Turquía y la Dirección General de la Vigilancia del Territorio (DGST) de Marruecos. Fruto de las investigaciones anteriores, sobre ambos pesaban sendas Órdenes Internacionales de Detención (OID) decretadas por el Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, al encontrarse evidencias de su integración en dicha organización terrorista.

Además de la ejecución de estas dos Órdenes Internacionales de Detención, los dos arrestados se encuentran actualmente a la espera de juicio por aquellos delitos que pudieran ser apreciados en Turquía, para su puesta a disposición ante la Justicia española lo antes posible.