Dos inmigrantes y la Guardia Civil salvan de ahogarse a cinco subsaharianos en Melilla

Dos inmigrantes que se encontraban escondidos en las escolleras del Puerto de Melilla esperando una oportunidad para colarse en los barcos que enlazan con Málaga, Almería y Motril (Granada) colaboraron con efectivos del Grupo de Especialistas en actividades Acuáticas (GEAS) de la Guarda Civil para salvar de ahogarse a cinco subsaharianos llegados en patera. Según ha informado un portavoz de la Comandancia en un acto celebrado este viernes en la sede del lnstituto Armado en la Ciudad Autónoma, dos menores de edad de nacionalidad marroquí conocidos por las fuerzas de seguridad por sus intentos de viajar irregularmente a la Península escondidos en los barcos de transportes se tiraron al agua al oír los gritos de los subsaharianos.

Se trataba de cinco inmigrantes que habían llegado en una patera a la conocida como "Boca del León"con otros diez subsaharianos más y que al ver a la embarcación de los GEAS se tiraron al agua. La mayoría pudieron llegar a la orilla por sus propios medios, ayudados por flotadores o recogidos en el trayecto por la lancha de los GEAS, pero cinco no sabían apenas nadar y se estaban ahogando cuando los dos menores marroquíes que se hallaban ocultos entra las piedras de las escolleras no dudaron en tirarse al agua y ayudar a la Guardia Civil en las labores de socorro. Los dos aspirantes a polizones se unieron así a las labores de auxilio que también realizaron los efectivos de la Guardia Civil, hasta salvar a los cinco inmigrantes, tal y como ha admitido el portavoz policial en declaraciones a los periodistas.

La embarcación, una zodiac provista de motor, fue avistada por los agentes de la Benemérita sobre las 21.30 horas, procedente de la zona norte. En total 15 varones, de los que uno es menor de edad, que optaron en su mayoría por tirarse al agua al ver aproximarse a la Guardia Civil. 5 de ellos tuvieron que ser rescatados por los GEAS y los dos polizones y los otros 10, en algunos caos provistos de salvavidas, llegaron por sí mismos a tierra firme, bien a nado bien a bordo de la embarcación. Patrullas de seguridad ciudadana que esperaban a los inmigrantes en tierra firme requirieron el servicio de Cruz Roja para atenderles y 3 de ellos fueron trasladados al Hospital con síntomas de hipotermia. De los 15 ocupantes, uno ha sido identificado como el patrón de la 'patera', por lo que ha quedado detenido para su próxima puesta a disposición judicial. Se trata de un subsahariano que opuso abierta resistencia a la Guardia Civil y que ha ocasionado lesiones leves a dos agentes de los GEAS, a los que provocó contusiones y arañazos en su fuerte y violenta negativa a ser detenido, ha informado la citada fuente.