El alcalde de San Sebastián cede un local a los jóvenes de Segi condenados

Los jóvenes de Segi y la izquierda abertzale llevan acampados desde el día 8 y han decorado las paredes con pintadas
Los jóvenes de Segi y la izquierda abertzale llevan acampados desde el día 8 y han decorado las paredes con pintadas

El Ayuntamiento de San Sebastián ha cedido durante 20 días los bajos del kiosko Boulevard de la capital donostiarra a jóvenes del entorno de la izquierda abertzale entre los que se encuentran los miembros de Segi a los que el Tribunal Supremo acaba de ratificar la condena de seis años de cárcel impuesta por la Audiencia Nacional por pertenencia a banda armada.

Tras conocer la sentencia, los miembros de Segi solicitaron al Ayuntamiento autorización para instalar unas carpas en señal de protesta por esta condena justo debajo del despacho que ocupa el PP en el consistorio. El alcalde de Bildu, Karlos Izagirre, no sólo les ha dado el permiso para acampar sino que además, les ha concedido un local público –llave incluida– para que puedan almacenar cada noche sus tiendas de campaña.

Las insultos y las protestas contra los miembros del consistorio son diarios. Entre las pancartas que los miembros de Segi y de la izquierda abertzale han colocado en los alrededores se puede leer: «Mientras la ciudadanía vasca reclama una solución al conflicto, los estados español y francés amenazan y reprimen». Éste es uno de los clásicos alegatos que hace la banda terrorista para referirse a España y Francia,el mismo que utilizaron también los etarras que están siendo juzgados en París por el asesinato de Capbreton al recordar a Francisco Javier López Peña, «Thierry».

En una de las pintadas se podía leer: «PP-PSOE asesinos» e incluso ayer, uno de los concejales del PNV fue increpado al grito de «hijo puta, colaborador» mientras se disponía a entrar en el ayuntamiento ya que jóvenes abertzales le acusan de permitir la detención de Ekaitz de Ibero, uno de los siete miembros de Segi absueltos y sobre el que pesa una orden judicial pendiente para cumplir una condena de cuatro años y tres meses por la quema de un autobús.

Los grupos del PNV y el PP han criticado al Gobierno municipal de Bildu por su «pasividad» ante la proliferación de pintadas de la izquierda abertzale y han pedido explicaciones al consistorio. El concejal del PNV Juan Ramón Viles señaló en un comunicado que su grupo ha interpelado al Gobierno municipal para que explique las razones por las que «durante más de tres semanas no se ha procedido a la limpieza» de las pintadas, muchas de las cuales aparecieron ayer borradas por los servicios de limpieza. El PNV señaló que quiere saber si se ha notificado a los dirigentes de Ernai, la nueva organización juvenil de la izquierda abertzale a la que ha responsabilizado de las pintadas, que se ha cometido una infracción de la normativa municipal y si se va a sancionar a alguno de sus responsables. A su juicio, el objetivo de estas actuaciones es convertir la Parte Vieja en una «especie de parque temático de la izquierda abertzale y su peculiar visión del mundo».

Por su parte, el portavoz del PP en el ayuntamiento, Ramón Gómez, tildó de «asqueroso» y «repugnante» que personas condenadas por pertenencia a banda armada se les permita acampar y se les conceda un local público y unos permisos –que el ayuntamiento gobernado por Bildu oculta a los populares– para acampar. Es por eso que el martes presentarán una interpelación y llevarán una moción de denuncia al Pleno con el fin de que el alcalde «se posicione sobre estos lamentables hechos y se retrate». Los populares donostiarras no descartan incluso denunciar al primer edil.