El Estado rescata a la Generalitat con 20.000 millones en dos años

La Razón
La RazónLa Razón

Entre 2012 y 2013, el Estado central habrá rescatado a la Generalitat de la quiebra con dos inyecciones de liquidez anuales de cerca de 8.000 y 12.000 millones de euros, respectivamente, a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y el Plan de Pago a Proveedores, según cifras pendientes de ratificar por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y vinculadas al objetivo de déficit.

Sin el sostén del Estado, Cataluña habría quebrado ya en 2012, cuando pidió 5.370 millones de euros al FLA para financiar vencimientos y déficit y otros 2.659 millones al Plan de Pago a Proveedores para pagar parte de las facturas que arrastraba con el sector privado.

La Generalitat aún no puede financiar ni su deuda pública ni su déficit de forma autónoma, ya que no existe demanda extranjera de bonos catalanes por su calificación de «bono basura» y las entidades españolas bastante tienen con sostener los vencimientos del Estado central y capítulos como el FLA y el Plan de Pago a Proveedores.

En el presente ejercicio, el Ministerio de Hacienda ya ha comprometido 9.398 millones de euros del FLA para Cataluña, de los cuales 8.009 financiarán vencimientos de deuda pública y los otros 1.389 millones irán destinados al déficit. En cualquier caso, este último capítulo variará en función del objetivo de desvío que se conceda finalmente a la Generalitat. Si el Gobierno no cede a las presiones de Mas y obliga a la Generalitat a cumplir el 1,2% de déficit que tendrán que tener el resto de autonomías, el «agujero» de las cuentas públicas catalanas se elevará hasta los 2.384 millones. Si finalmente «abre la mano» y permite un desvío de entre el 1,5% y el 2% del PIB, porcentajes que se discuten, la cifra final oscilará entre los 3.000 y los 4.000 millones. Y todo el capital lo deberá financiar el Estado mediante subastas de deuda del Tesoro para nutrir al FLA.

Respecto a los anticipos del Estado a las Comunidades, procedentes del sistema de financiación, Cataluña recibió en el primer trimestre más de 900 millones de euros de los 4.872 millones inyectados por el Estado hasta marzo, es decir, cerca del 18,5% del total. No fue la comunidad que más capital recibió, ya que Andalucía captó alrededor del 1.600 millones.

Otro capítulo que aún queda por aclarar es el del capital que la Generalitat solicitará al Plan de Pago a Proveedores.

La evolución de la deuda de Cataluña con autónomos, sector sanitario y farmacias indica que el Govern tendrá que solicitar al menos 2.500 millones para pagar facturas pendientes.

La principal asociación de los autónomos, ATA, informó el lunes de que la Generalitat es el principal moroso del sector con 798 millones de euros, y el que más tarde paga sus facturas con una demora de 155 días, por los 30 a los que obliga la Ley en el presente ejercicio.

Con las farmacias, la Generalitat arrastraba hasta el pasado 17 de mayo una deuda de 107 millones de euros sólo correspondientes al mes de marzo, mientras que Farmaindustria informó a finales de abril que las CC AA aún mantienen una deuda de 3.000 millones con el sector sanitario. Del total, cerca dre 600 millones corresponderían a Cataluña.