El ex alcalde de Sabadell niega haber presionado a la alcaldesa de Montcada

El ex alcalde de Sabadell Manuel Bustos ha asegurado hoy ante el juez que no presionó a la alcaldesa de Montcada i Reixac para que fichara a una ex alto cargo del tripartito, ya que ni intervino ni propuso su nombramiento.

El ex alcalde de Sabadell (Barcelona) Manuel Bustos ha asegurado hoy ante el juez que le ha imputado por tráfico de influencias que no presionó a la alcaldesa de Montcada i Reixac (Barcelona) para que fichara a una ex alto cargo del tripartito, ya que ni intervino ni propuso su nombramiento.

Bustos ha comparecido hoy durante casi una hora ante el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) Joan Manuel Abril, acusado de un delito de tráfico de influencias por presionar supuestamente a la alcaldesa de Montcada i Reixac, Maria Elena Pérez, para que contratara a la ex alto cargo del tripartito Carmina Llumà.

Tras su declaración judicial, Bustos ha comparecido brevemente ante los periodistas para asegurar que no presionó a la alcaldesa de Montcada, ni le propuso a ninguna candidata, ni tuvo ninguna intervención en el proceso para nombrar a Llumà.

Bustos ha recordado que la propia alcaldesa de Montcada sostuvo ante el juez el pasado viernes que Llumà era su candidata "preferida"y que no recibió presiones para contratarla, por lo que, ha agregado, su papel se limitó a "compartir la preocupación"de Maria Elena Pérez ante las dificultades que había para que Llumà superara la criba, ya que en un primer momento una empresa de selección de personal la había calificado como no apta.

Durante el interrogatorio, a Bustos le han preguntado por las conversaciones intervenidas, entre ellas una en la que el diputado autonómico del PSC y ex secretario de organización socialista Daniel Fernández, también imputado, le contaba que había hablado con Maria Elena Pérez y le había dicho: "oye, que cojan a la empresa y el 'no apta' que le quiten el 'no'. ¿Vale?".

Bustos ha alegado ante los periodistas que cuando se habla por teléfono las conversaciones "no tienen otra intención que hablar o trasladar preocupaciones"y ha remarcado: "en ningún caso una conversación puede ser, ni mucho menos, el motivo de que hoy hayamos tenido que venir aquí (a declarar como imputado)".

En las conversaciones, Fernández y Bustos aluden a la alcaldesa de Montcada con expresiones entre irónicas y despectivas, como "la chica", "la niña es la tonta del culo"o "nuestra alcaldesa preferida", al tiempo que se mofan del proceso de selección abierto, ya que el diputado del PSC llega a sostener: "para eso hace tiempo que tienen contratada a una empresa. Ríete, ríete Pepita.

Según han informado fuentes judiciales, durante el interrogatorio, Bustos ha dicho que no se reconocía como el interlocutor de las llamadas -su abogado ha impugnado las intervenciones telefónicas-, aunque ha respondido a las preguntas que le han formulado sobre ellas y se ha escudado en que en ellas se utiliza un tono coloquial.

Ante el magistrado del TSJC, según las mismas fuentes, Bustos ha reconocido que no entendió que una aspirante con el currículum de Llumà -que había sido alto cargo del tripartito y era la esposa de un estrecho colaborador suyo en Sabadell-, no superara la prueba de selección por culpa de un test psicotécnico.

Por este motivo, habló de ello tanto con Fernández como con su hermano, el también concejal imputado Francisco Bustos, que hoy ha admitido ante el juez que fue a hablar con la alcaldesa para abordar la cuestión, según las mismas fuentes.

Ante los periodistas, Bustos ha defendido la capacidad de un cargo electo de elegir a personal de su confianza técnica y política y ha asegurado que en su papel como antiguo presidente de la Federación de Municipios de Cataluña (FMC) no era extraño que los alcaldes acudieran a él para pedirle consejo, pero que no ocurrió así con el fichaje de Llumà.

Por la tarde está previsto que comparezca ante el magistrado el diputado socialista Daniel Fernández, que abandonó sus funciones como secretario de organización del PSC tras ser imputado por tráfico de influencias por este caso