El fallo del barómetro de Tezanos: el PSOE, un 51% más

Leyendo detenidamente la ficha técnica del último barómetro del CIS, se constata la precisión con la que se ha representado los diferentes segmentos de edad y género de la población española. Llama también poderosamente la atención la proporcionalidad que se ha mantenido con la distribución de la población según su residencia por tamaño de hábitat y por comunidad autónoma. Parecería que es una fotografía fidedigna de la sociedad española, salvo por un detalle al que algunos le restan importancia, pero que a otros, con muchos años de carrera profesional a las espaldas, creemos que invalida todo el estudio. En una investigación sociológica hay que obtener una muestra representativa del colectivo social que se estudia, por eso debemos ser escrupulosos a la hora de entrevistar a una población, y que se ajuste al máximo a la realidad social de España.

Por lo tanto no basta con respetar las cuotas proporcionales de edad, género, tamaño de hábitat, comunidad autónoma, etc..., sino que ha que ser rigurosos con el comportamiento electoral de los distritos y secciones seleccionados para la realización de las entrevistas. La muestra a entrevistar también debe responder al comportamiento electoral de las últimas elecciones. No podemos concentrar más entrevistas en secciones con mayoría de electores de una determinada opción política.

Cada vez somos más los profesionales que nos preguntamos qué está pasando en la selección de la muestra. Contamos con poderosos medios estadísticos; INE, Padrón de habitantes, Junta Electoral Central, etc.. Nunca antes se nos había facilitado tanto nuestra labor para incorporar muestras tan representativas, pero hay un eslabón en la cadena que falla, unos los llaman manipulación otros falta de profesionalidad, otros un simple error. El caso es que se entrevista a colectivos en un número o porcentaje superior al que se debiera, y a otros en cambio se les infravalora. Esta semana hemos asistido incrédulos a dos ejemplos de ello, este domingo el Centro de Estudios Andaluces se descolgaba con un barómetro regional andaluz en el que el número de andaluces que recordaban haber votado al PP era el doble del que realmente fue. Y ahora el CIS, entrevista a un 51% más de votantes del PSOE de los que realmente le votaron el 28-A.