El futuro senador de Bildu tenía documentos sobre ETA en Brasil

Detenido en Río de Janeiro, en una operación conjunta de las policías española y brasileña, el pistolero José Ángel Vizán, huido desde 1991

Agentes de la Policía brasileña, en colaboración con la española, procedieron ayer a a la detención en  una casa de Río de Janeiro del etarra José Ángel  Vizán,  «Potxolín», que llevaba  documentación falsificada
Agentes de la Policía brasileña, en colaboración con la española, procedieron ayer a a la detención en una casa de Río de Janeiro del etarra José Ángel Vizán, «Potxolín», que llevaba documentación falsificada

El nombre del abogado Ignacio Goyoaga, que en breve se convertirá en senador, vuelve a saltar a la actualidad, en este caso por una carta encontrada en su ordenador, en la que se contemplaba la posibilidad de que miembros de ETA se escondieran en Brasil. Ayer fue detenido en Río de Janeiro José Ángel Vizán. Hasta ahora, no se tenían noticias de la presencia de pistoleros etarras en tierras brasileñas, aunque la intención de utilizar esta nación se conocía desde 2009.

Ese año, al ser abortado un intento de fuga de la cárcel de Huelva (todos los implicados resultaron absueltos con posterioridad), fue detenido Goyoaga. En su ordenador, fue encontrada una nota en la que se hacía referencia a la utilización de Brasil como país en el que se podían esconder miembros de la banda. El letrado aseguró, en su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska que se trataba del ofrecimiento de un empresario, con intereses en Brasil, para acoger a etarras.

Sin embargo, los expertos, al analizar el papel, sospecharon entonces que se trataba de la «aportación» de un pistolero, dirigida a la dirección de la banda. El asunto, en cualquier caso, no extrañó, dadas las dificultades por las que atravesaba ETA para mantener a sus miembros escondidos en México, donde se había iniciado una estrecha colaboración con las autoridades españolas.

Vizán, que se encontraba huido desde 1991 y llevaba documentación falsa, fue detenido por agentes de la Policía Federal brasileña, en colaboración con la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía. Había pertenecido a un grupo de apoyo al «comando Vizcaya». Su arresto se produce en virtud de una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE), dictada por el Juzgado Central de Instrucción, número 5 de la Audiencia Nacional por un delito de atentado terrorista contra la autoridad.

Formó parte de un «comando legal armado» bajo la dependencia del «comando Vizcaya», cuyos miembros liberados eran Juan Carlos Iglesias Chouzas, alias «Gadafi»; Félix Ignacio Esparza Luri, «Ana»; y Juan María Ormazábal Ibargüen, «Tturko». Según fuentes del Ministerio del Interior, colocó el 14 de enero de 1988, junto con sus compañeros de «comando», una bomba lapa en el vehículo del agente del Cuerpo Nacional de Policía Manuel Muñoz Domínguez, que resultó gravemente herido. Días después, mediante el mismo procedimiento, intentó asesinar al agente del citado Cuerpo, José Diéguez, en el barrio bilbaíno de Bolueta.

El 13 de abril de 1988, los miembros del «comando Vizcaya», con apoyo de Vizán, intentaron atentar, mediante el lanzamiento de granadas, contra la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Basauri.

Se trata de la tercera detención en lo que llevamos de año y la número 36 desde el inicio de la presente legislatura.

En 1993 se localizó a Vizán en México, país en el que estuvo residiendo durante varios años. En esa época, Vizán, alias «Potxolín», se convirtió en responsable del colectivo de miembros de ETA que residían en el país azteca y llevó a cabo una reestructuración del grupo. El interés de ETA por Brasil se puso de manifiesto, además del escrito encontrado en poder de Goyoaga, a raíz de la captura, en 1999, del jefe del «aparato militar», José Javier Arizcuren, alias «Kantauri». La Policía francesa se incautó de documentos en los que se mencionaba esta posibilidad.