El Gobierno autoriza enviar un avión de transporte y 60 militares a la República Centroafricana

España también pone a disposición de la ONU un "Falcon"para contribuir al plan de eliminación de armas químicas en Siria

Un Falcon 900
Un Falcon 900

Al igual que ocurrió hace prácticamente un año con Mali, España volverá a apoyar a Francia en una operación militar en el continente africano, en esta ocasión en la República Centroafricana. Y lo hará en los mismos términos, con un avión de transporte y unos 60 efectivos. Es lo que anunció ayer la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de Prensa posterior al Consejo de Ministros, donde recordó que la operación en la República Centroafricana está aprobada en una resolución de Naciones Unidas del pasado día 5 que autorizaba el despliegue de una misión internacional por un periodo de 12 meses.

De esta forma, España responde a la petición de apoyo que el presidente francés, François Hollande, le hizo a Mariano Rajoy hace apenas dos semanas durante su visita a Madrid. Tras estudiar esa solicitud, el Gobierno ha autorizado el despliegue de un avión de transporte "Hércules"y cerca de 60 militares. De momento, el envío de este contingente tiene que lograr la autorización del Congreso de los Diputados, por lo que está previsto que llegue al Pleno la próxima semana. De no hacerlo habría que esperar hasta que se reanude la actividad parlamentaria en febrero. Sin embargo, en el caso de que se considerase urgente, la autorización podría solicitarse a posteriori, tal y como permite la Ley de Defensa Nacional, e incluso debatirse en la reunión de la Diputación Permanente de la Cámara Baja el próximo mes.

Por ahora no se han concretado los detalles de la contribución, aunque el Ejecutivo explica que la ayuda española consistiría en transportes logísticos de la Operación en el ámbito regional. Fuentes militares aseguraron que, en principio, el avión podría tener su base en las instalaciones militares con las que cuenta Francia en Djamena (Chad) o en Libreville (Gabón) y, desde allí, realizar operaciones de transporte estratégico para trasladar material y efectivos hasta el país centroafricano. En ningún caso realizaría vuelos "intrateatro", esto es, dentro de la República Centroafricana.

Actualmente Francia tiene 1.600 soldados desplegados en la República Centroafricana, después de que el pasado jueves el Consejo de Seguridad de la ONU autorizara una intervención francesa para restablecer el orden en ese país. A ellos se unen unos 3.000 efectivos africanos, que tienen como misión acabar con las refriegas entre los partidarios del actual presidente interino, Michel Djotodia, de confesión musulmana, y su antecesor, el cristiano Michel Bozizé, informa Efe.

Por otra parte, el Ejecutivo ha atendido la petición de Naciones Unidas de apoyo en el proceso de eliminación de las armas químicas de la República Árabe de Siria. Esta ayuda se

traduce en un avión, previsiblemente un "Falcon 900"del 45 Grupo de Fuerzas Aéreas, para transportar, entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2014, a personal en vuelos entre distintos destinos europeos y Oriente Medio. El avión tendría su base en España y su uso se llevaría a cabo con un preaviso de 48 horas por parte de Naciones Unidas. La tripulación la formarían efectivos españoles aunque todos los gastos derivados correrían a cargo de la ONU.

Mientras, en relación a las operaciones de las Fuerzas Armadas en el exterior, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, comparecerá el próximo miércoles ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados para dar cuenta de las misiones internacionales en las que participan las tropas españolas.