El Gobierno prorroga por un año el despliegue de 850 marines de EE UU en Morón

El Ejecutivo aprueba una nueva misión en la que 17 militares instruirán a los Cuadros de Mando del Ejército de República Centroafricana

La vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría
La vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría

El Gobierno prorroga un año el despliegue temporal de 850 marines en Morón mientras negocia su presencia permanente. Además, el Ejecutivo da luz verde a una nueva misión en la que 17 militares instruirán a los Cuadros de Mando del Ejército de República Centroafricana.

Dos días antes de que expirase el despliegue temporal de una Fuerza de Infantes de Marina de Estados Unidos en la base de Morón –en el marco del Convenio de Colaboración para la Defensa entre España y EE UU-, el Ejecutivo ha decidido ampliar, durante un año más, la presencia de tropas estadounidenses en la base sevillana. Es lo que autorizó ayer el Consejo de Ministros como medida para ganar tiempo mientras se negocia la petición de EE UU de ampliar su contingente en suelo español y que su despliegue sea indefinido, algo que, según confirmaron fuentes gubernamentales, no se prolongará mucho tiempo. La intención del Gobierno es la de apoyar esa mayor presencia, tal y como confirmó el ministro de Defensa, Pedro Morenés, en una entrevista con la RAZÓN el pasado mes.

Desde el 19 de abril de 2013, debido a la situación de inestabilidad en el norte de África, Estados Unidos cuenta con una Fuerza de respuesta anticrisis en la citada base. Primero fueron 500 marines y ocho aeronaves y, un año después, se renovó dicha autorización y el contingente americano se incrementó a 850 efectivos (1.100 en las rotaciones) y 17 aeronaves. Pero Estados Unidos no quiere renovar año tras año el acuerdo y, debido a la posición geoestratégica de España, busca un despliegue permanente con mayor presencia. Pese a que ambos Gobiernos llevan tiempo negociando, uno de los principales problemas es la necesidad de una solución al conflicto laboral que afecta al personal de la base aérea. Este asunto lo trató Morenés esta semana con el nuevo secretario de Defensa de EE UU, Ashton Carter, quien mostró su intención de poner fin a esta situación. Por ello, hasta que concluyan las negociaciones (que implican la modificación del Convenio), el Ejecutivo ha decidido prorrogar durante un año la presencia de esta Fuerza.

Por otra parte, el Ejecutivo también aprobó ayer la participación de militares españoles en una nueva misión de entrenamiento en República Centroafricana. Serán 17 efectivos (5 instructores y 12 para tareas de seguridad y protección), que durante un año se integrarán en la misión que la Unión Europea lanzó el pasado enero (EUMAM RCA) para tratar de ayudar al Gobierno del país a consolidar unas Fuerzas Armadas y de Seguridad eficientes. Tal y como adelantó el ministro en la citada entrevista, la misión de los militares españoles sería la de adiestrar a los Cuadros de Mando, “lo más elemental, porque sin ellos e imposible tener una Fuerza Mínimamente operativa”. Está previsto que el Ejecutivo solicite la autorización del Congreso de los Diputados la próxima semana.