El juez encuadra a los detenidos en el sector “más radical, clandestino y comprometido” de los CDR

García Castellón aprecia una “estructura jerarquizada” con un “plan preconcebido” al servicio del independentismo “más combativo”

El autobús de la Guardia Civil en el que fuero trasladados el pasado día 26 los siete miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) / Efe
El autobús de la Guardia Civil en el que fuero trasladados el pasado día 26 los siete miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) / Efe

García Castellón aprecia una “estructura jerarquizada” con un “plan preconcebido” al servicio del independentismo “más combativo”.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón encuadra a los siete miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) en prisión dentro del “sector más radical, clandestino y comprometido, encarnado por el ERT (Equipo de Respuesta Táctica)”, que considera “una organización con una estructura jerarquizada”. El magistrado llega a esta conclusión en uno de los autos adelantado por la cadena Ser, y al que ha tenido acceso este periódico, tras los indicios recabados en las comunicaciones intervenidas, los seguimientos realizados a los imputados y demás diligencias practicadas por la Guardia Civil en los últimos meses, que culminaron hace una semana con la “operación Judas”.

En la resolución en la que se acuerda su ingreso en prisión, el instructor se refiere uno de los detenidos, Germinal Tomás Bueso, como “un miembro especialmente activo” del Equipo de Respuesta Táctica que estaría “directamente implicado en la adquisición, fabricación y puesta a pruebas del material explosivo”.

La investigación a esta facción radical de los CDR ha puesto de manifiesto, según García Castellón, “la existencia de una organización criminal que cumple con las premisas consideradas características esenciales de la criminalidad organizada” y que, además, tenía un “plan preconcebido” para sembrar el caos en Cataluña en respuesta a la sentencia del “procés”.

El magistrado es consciente, además, de que no son todos los que están, pues en ese auto precisa que el ERT está integrado “entre otros” por los nueve detenidos por la Guardia Civil el pasado día 23. Para el instructor no hay duda de la existencia de “indicios racionales claros” de que “todas y cada una de las acciones que los investigados han llevado a cabo pretenden, dentro de la estrategia global del movimiento independentista radical más combativo (al cual pertenecen) lograr la materialización de la “República Catalana”, mediante cualquier vía, incluidas las violentas”.